Patrocina:

La ronda italiana

Un Giro de Italia torcido para el ciclismo español

  • Las caídas de Landa y Soler han mermado la actuación española en la prueba donde sus gregarios intentarán aún pelear por alguna etapa.

  • Antonio Pedrero, en el Movistar, es ahora el mejor preparado para buscar un triunfo en los tres finales en alto que todavía asoman en la carrera.

Antonio Pedrero, al frente del Giro, en el Passo Giau.

Antonio Pedrero, al frente del Giro, en el Passo Giau. / MOVISTAR TEAM / LUCA BETTINI

Se lee en minutos
Sergi López-Egea
Sergi López-Egea

Periodista

ver +

Quedan tres llegadas en alto para que el ciclismo español, el mismo que se ha encontrado con un Giro 2021 torcido, pueda soñar con una victoria de etapa. No queda otra. Cualquier posibilidad de exhibición comenzó a esfumarse al quinto día cuando Mikel Landa se estampó en una mediana, se rompió los huesos y se esparcieron por el suelo los sueños de intentar pelear por la victoria con Egan Bernal.

La situación empeoró todavía más cuando la semana pasada en la 12ª etapa Marc Soler también se accidentó y aunque sin sufrir fracturas tuvo que decir adiós a la carrera.

El Movistar pasa, en estos momentos, por ser el principal equipo que mantiene algunas opciones de intentar un triunfo de etapa español, sobre todo en las tres llegadas en alto que todavía aparecen en el guion de la carrera; el miércoles, en Sega di Ala, después de superar el Passo de San Valentino; el viernes, en Alpe di Mera tras escalar el Mottarone (donde el domingo pasado se produjo la trágica caída de un teleférico) y el sábado en Alpe Motta, una vez superados San Bernardino y el Passo della Spluga, en otra etapa de complicadísimo recorrido.

Cambio de planes

Y es que ha sido muy duro para corredores preparados como gregarios tener que cambiar de objetivo debido a la caída de los líderes. Lo explica, por ejemplo, Antonio Pedrero, el principal candidato del Movistar para luchar por un triunfo después de que el lunes fuese el último corredor en ser superado por Bernal. “En general lo que se trata es de dar una buena imagen de equipo todos los días, después del cambio de rol. Me quedan tres etapas de montaña para intentarlo”.

"En general se trata de dar una buena imagen tras el cambio de rol. Me quedan tres etapas", afirma Pedrero (Movistar)

Sin embargo, ¿está tan mal el ciclismo español como aparenta en el Giro? La realidad es que estos últimos años no están siendo los mejores. En 2020 no hubo triunfos de etapa ni en el Tour ni en el Giro, y solo Soler y Ion Izagirre consiguieron victorias en la Vuelta. Desde 2018 (con Omar Fraile en el aeródromo de Mende) no se ha logrado una etapa en el Tour, porque Pello Bilbao se apuntó dos en el Giro 2019. En esta ronda italiana, Bilbao, que será uno de los jefes del Bahrein en el Tour, no parece haber encontrado el toque de pedal que deseaba.

Enric Mas, en el Tour

En la ronda francesa, si se confirma la casi segura ausencia de Landa, la lucha por la general estará en las piernas de Enric Mas (quinto el año pasado en Tour y Vuelta) con el objetivo de intentar pelear por el podio de París, mientras que en la Vuelta un recuperado Landa puede aspirar a la victoria final.

Noticias relacionadas

Y, entre ellos, siempre, emerge la figura de Alejandro Valverde, quien a los 41 años sigue siendo gran referencia española, que volverá al Tour antes de ir a los Juegos y a la ronda española.

En un Giro con magníficos gregarios españoles, sobre todo con Jonathan Castroviejo, uno de los grandes escuderos de Bernal en cualquier terreno, y con Gorka Izagirre y Luisle Sánchez en el Astana, las caídas han mermado una actuación mejor, al menos para probar o acercarse a la estrella colombiana vestida de rosa y hacerle sudar el jersey de líder un poquito más.