Patrocina:

La ronda italiana

Giro de Italia 2021: Bernal entra en su territorio

 

 

  • El ciclista colombiano llega a la alta montaña para hacerse fuerte con la ‘maglia rosa’, sobre todo a partir del sábado en el Zoncolan.

  • Evenepoel deberá defenderse o atacar con el contratiempo de disponer de peor equipo que el Ineos.

Egan Bernal, el lunes, en su primer día en carrera vestido de rosa.

Egan Bernal, el lunes, en su primer día en carrera vestido de rosa. / GIRO DE ITALIA

Se lee en minutos

Egan Bernal entra en una semana clave para defender la ‘maglia rosa’ que conquistó el domingo en la tierra de los Abruzos. Los Apeninos ya son historia, un paso que ha servido para que el ciclista colombiano marcase el terreno y descubriese a sus rivales, principalmente a Remco Evenepoel, en lo que se prevé sea el gran duelo de este Giro.

El líder de la ronda italiana tiene a partir de este miércoles de territorio suficiente para comenzar a trazar la victoria, al disponer de lo que más le gusta, montañas para bendecir con su bicicleta y demostrar lo que ya dejó claro en el Tour 2019, que ganó: es quizás el mejor escalador del planeta, aunque no se trate de un corredor completo, el que destaca no solo en los ascensos sino también en las contrarrelojes, como ya han demostrado los ausentes Primoz Roglic y Tadej Pocagar.

Más montañas que kilómetros

Bernal afronta a partir de este miércoles más montaña que kilómetros adversos de contrarreloj, solo una treintena, el último día de carrera, el domingo 30 de mayo, en Milán. Y, aunque las grandes diferencias acostumbran a hacerse más bajo la tiranía del cronómetro que con el espectáculo de la montaña, con una renta superior al minuto tendría suficiente para contrarrestar a Evenepoel, más en la línea de Roglic y Pogacar, y por lo tanto brillante en cualquier territorio ciclista.

Bernal corre, además, protegido por el mejor equipo del Giro. Un Ineos, que pese a perder al ruso Pavel Sivakov por caída, está preparado para marcarle el terreno (como hizo Gianni Moscon en los Abruzzos), impulsarlo en el llano (según realizó Filippo Ganna en el esprint bonificado del lunes), auxiliarlo en la montaña, con Daniel Martínez a la cabeza, y con ayudantes todoterreno como son el caso del corredor ecuatoriano Jhonatan Narváez y del vizcaíno Jonathan Castroviejo.

El 'sterrato'

Y bajo estas circunstancias el festín del Giro comienza este miércoles con el contacto con la tierra blanca, el ‘sterrato’, de la Toscana, territorios comunes de la Strada Bianche, la clásica que más ha subido estos últimos años, a la que ya se denomina como ‘El Infierno del Sur’, y donde este 2020 Bernal fue tercero detrás de Mathieu van der Poel y Julian Alaphilippe.

 Después de una jornada de media montaña y un esprint en Verona aparece la peor y más dura llegada en alto de las dispuestas en este Giro, la que puede ser etapa reina de esta ronda italiana, con la ascensión al impresionante Zoncolan. Pero antes de la jornada de descanso del próximo martes aparece la gran cita por los Dolomitas (el lunes que viene), después de un viaje más bien llano por Eslovenia, con el tránsito por los Passos Ferraia, Pordoi y Guiau, mitos del Giro, aunque los organizadores han preferido colocar la meta en descenso, en la famosa estación de esquí de Cortina d’Ampezzo.

Poca ayuda para Evenepoel

Será en todos estos terrenos donde deberá defenderse, quién sabe si atacar, Evenepoel, con peor equipo –de hecho solo cuenta en la fase decisiva de las etapas con el portugués Joâo Almeida- y con la incertidumbre de su inexperiencia en grandes vueltas, algo que no fue un obstáculo, en situación similar, para Pogacar.

Detrás de ellos crecen todavía más las dudas, entre ciclistas encabezados por Alexsandr Vlasov (26 años recién cumplidos), que no se han entregado pero que se han ido dejando segundos, como ha sido el caso también de Marc Soler, en cuestas menos dudas de las que llegan a partir de ahora y que, supuestamente, le van como anillo al dedo a la ‘maglia rosa’. La fiesta del Giro sigue este miércoles sobre el ‘sterrato’ toscano.

Noticias relacionadas

Una bella etapa con tierra por la Toscana

El Giro celebra reanuda este miércoles la marcha con una de las etapas más bonitas de la carrera, que reúne dureza, sectores sin asfaltar y los más bellos parajes de la Toscana, una de las regiones más hermosas de Italia.

Entre viñedos, donde madura la uva del famoso vino Brunello, discurrirá la que debe ser una apasionante jornada de media montaña que incluye nada menos que 35,2 kilómetros de ‘sterrato’, la famosa tierra blanca que ha hecho grande a la clásica Strada Bianche. Y, ojo, porque buena parte de estos kilómetros sin asfaltar, divididos en tres sectores, son en ascenso.


/ /