Patrocina:

NUEVA ESTRELLA

Juan Ayuso, el ciclista que llega

  • Solo tiene 18 años pero ya ha debutado en profesionales saltándose el paso intermedio de la categoría sub 23.

  • Es el corredor español que se ha subido al tren de la nueva generación de Pogacar, Evenepoel y Pidcock.

  • Cedido al conjunto italiano del Colpack, en agosto debutará en el Emirates junto al ganador del Tour 2020.

Juan Ayuso, en su triunfo del 5 de abril en el Giro del Belvedere, en Italia.

Juan Ayuso, en su triunfo del 5 de abril en el Giro del Belvedere, en Italia. / GIRO DEL BELVEDERE

Se lee en minutos

El ciclista veterano pide que no se le ponga el nombre. "Estos chicos nos van a retirar", cuenta. Y se le pregunta ¿cuál es el secreto para que salgan tantos, tan jóvenes y tan buenos? "Son los nuevos programas de entrenamiento, es la generación de las APP, los que solo se preocupan de mover vatios. Ellos, ahora, solo entrenan un par de horas cuando nosotros hacíamos seis para formarnos como ciclistas. Van todo el día con la Strava a cuestas". La Strava les marca el territorio por donde van, lo que han hecho, cómo han ido y cómo han sufrido. Juan Ayuso, solo 18 años, es la referencia española en el nuevo mundo ciclista donde destacan Tadej Pogacar, Remco Evenepoel y Thomas Pidcock. E incluso es más jóven que ellos.

Nació en Barcelona, pero casi por accidente, porque él es alicantino, aunque ahora se instalará enAndorra. En Xàbia vive su familia. Su padre Javier fue su primer entrenador y quien todavía hoy se sorprende de la fortaleza casi espartana de su hijo; entrenamiento, comida, descanso. Este mes se fue a correr a Italia, donde está su equipo, o mejor dicho la escuadra donde está cedido, al más puro estilo del fútbol, el Colpack, un conjunto de la segunda división ciclista adonde ha llegado como corredor prestado por parte del UEA; sí, no hay error ni fallo al escribirlo. Ya es ciclista del conjunto de los Emirates. Joxean Fernández Matxín se lo llevó al campo de entrenamiento de pretemporada. Y se lo quedó. Antes estuvo con los Movitar, pero no se decidieron.

En agosto debutará ya con la escuadra de Pogacar, aunque todavía no tiene el calendario definido y lo hará, de momento, con el certificado de haber sorprendido este mes con dos triunfos en el calendario de carreras italianas. En un plis plas se llevó la victoria en el trofeo Piva y en el Giro del Belvedere. Como les ocurre a las grandes estrellas del balón, los que pasan al equipo A sin pisar el conjunto B, Ayuso se ha hecho profesional sin catar la categoría sub 23, aunque en junio, sí está dispuesto a correr el Baby Giro o Giro Ciclístico Italiano, reservado a corredores más jóvenes, la mayoría de ellos, a excepción de Ayuso, sin tener aún el certificado de profesional. Y con la intención de ganar la carrera.

A todos sorprende. Por ejemplo, Javier Mínguez, exseleccionador español de ciclismo, está maravillado con este corredor capaz de moverse con desparpajo en cualquier terreno, sobre todo, y lo más importante, en la montaña. Todos los ciclistas a su edad tienen el sueño de correr un día el Tour pero pocos, a no ser que se llamen Ayuso, Evenepoel o Pidcock, por poner ejemplos, aparte de soñar, pueden pensar en seguir los pasos de Pogacar y llegar de amarillo a París.

Compañero de Pogacar

Noticias relacionadas

Si primero era Evenepoel, hasta su caída en Lombardía, el pasado verano, el espejo en el que se miran ahora es el de Pogacar. Ayuso tendrá la tremenda fortuna no solo de observarlo en el pelotón, sino de correr a su lado, compartir hotel y hasta habitación, en un EUA que está incorporando a la flor y nata de los ciclistas nacientes, porque aparte de Pogacar, ya consagrado gracias a su victoria en la ronda francesa, en el mismo equipo aparecen el estadounidense Brandon MacNulty y el suizo Mark Hrischi, aunque en este caso fichado a golpe de talonario tras ganar el año pasado una etapa del Tour y la Flecha Valona.

Ayuso aún está aprendiendo. Pero lo hace ganando mientras avisa que tiene clase para ser un gran campeón.