EL TOURMALET

Una cita diaria con la historia de la Volta

Los grandes campeones de la ronda catalana son homenajeados a diario: Masdeu, Cañardo, Poblet, Galera, Induráin y Valverde

Los ciclistas del UEA, en los preparativos de la contrarreloj de Banyoles.

Los ciclistas del UEA, en los preparativos de la contrarreloj de Banyoles. / VOLTA CATALUNYA

2
Se lee en minutos
Sergi López-Egea
Sergi López-Egea

Periodista

ver +

Banyoles vive este martes de la Volta. Las calles están cerradas al tráfico pero, por desgracia, esta maldita pandemia vuelve a romper el alma de este deporte, la posibilidad de tocar y acercarse a ver a los corredores, a amarlos y a disfrutar del único deporte profesional que pasa al lado de tu casa y que no te cobra entrada para disfrutar de la competición. Y, encima, hasta puedes salir por la tele, si te cazan las cámaras animando, nunca corriendo, al lado de tu ídolo preferido.

Hay cosas que, desgraciadamente, nunca serán igual después del paso atroz del coronavirus. Y, en el ciclismo, como en tantos deportes, como en otros modelos de la sociedad, habrá un después con muchísimas cosas que cambiarán o se perpetuarán aunque este deporte está obligado, sí o sí, a devolver el cariño al público. Nadie puede imaginarse un Tourmalet, un Alpe d'Huez (donde, pandemia al margen, tampoco vendría mal un poco de control, sobre todo alcohólico), un Galibier, un Mortirolo, un Stelvio, un Angliru, unos Lagos de Covadonga, vacíos como unos escaparates el primer día de rebajas, cuando también se podía ir de rebajas y pelearse por ser el primer en adquirir la prenda deseada y tirada de precio.

Por la tele

Este año toca ver la Volta por la tele y solo unos pocos pueden --podemos-- acercarse, aunque solo sea un poquito, a los corredores, o buscar una rotonda o discretamente una sombra en la carretera para verlos pasar o tratar, este martes, de descubrir el nombre en el coche que acompaña a cada uno de los corredores que afronta individualmente la contrarreloj de la carrera.

Noticias relacionadas

Y es la de la edición del centenario, la Volta que debió correrse hace un año y que fue suspendida cuando nadie podía salir de casa, cuando llegaban cifras horribles de fallecidos, cuando Gianni Mura se moría en Italia para llenar de tristeza la sala de prensa del Tour. Y el homenaje a los que han hecho historia en esta ronda catalana, como tantas otras cosas, tuvo que esperar un año.

Los campeones homenajeados

Porque cada día, a excepción de este martes por la peculiaridad de la contrarreloj, se programa camino de la meta un esprint intermedio bonificado en tiempo, cercano al kilómetro 100, para destacar a seis corredores que han tenido mucho que decir en una Volta que nació en 1911 y que ganó Sebastià Masdeu, uno de los héroes de la carrera a los que se les rinde tributo. El lunes fue Alejandro Valverde, curiosamente no solo en activo sino participando en la Volta. Y de aquí al domingo, en Barcelona, serán recordados otras leyendas como Miguel Induráin que al igual que el campeón del mundo de 2018 tiene tres triunfos en su palmarés. Y también Miquel Poblet, el ciclista que más victorias de etapa ha logrado en la Volta; Mariano Cañardo, con los siete triunfos que logró en los años 20 y 30 del siglo pasado, y Joaquín Galera, el corredor que más veces ha ganado la clasificación de la montaña, en una carrera que se acuerda de sus mitos aunque desgraciadamente no tenga el calor de los aficionados por culpa del covid y las restricciones.