El Tourmalet

"El ciclismo es así, unas veces se gana y otras se pierde"

Empieza la Volta a Catalunya 2021 con buena parte de las grandes figuras mundiales

El pelotón de la Volta, durante la primera etapa.

El pelotón de la Volta, durante la primera etapa. / VOLTA CATALUNYA

2
Se lee en minutos
Sergi López-Egea
Sergi López-Egea

Periodista

ver +

Los ciclistas cada vez se parecen más a los futbolistas, sobre todo cuando ven aparecer un micrófono. Son los instantes en los que se rompe la intimidad de una conversación informal, donde el corredor te cuenta lo crecida que está su hija o alguna anécdota personal. En cuanto descubren el micrófono parece que se quiten 'maillot' y 'coulotte' para ponerse la camiseta y el pantalón corto, porque ahora, en cuanto a piernas, con los futbolistas tan o igual depilados que los ciclistas, cuesta distinguirlos. "El fútbol es así", se asemeja al "ciclismo es así" porque en ambas disciplinas "unas veces se gana y otras se pierde".

En fútbol se justifica aquello de "partido a partido", que sobre una bicicleta se traduce en "etapa a etapa" o "la Volta es muy larga" y en vez de 90 minutos son "siete días en lo que todo puede pasar". Nadie suelta una palabra mal sonante. A veces gustaría escucharles aquello de "voy a ganar y a ver quién es el guapo que me sigue cuando ataque en Vallter 2000".

La moderación

En cuanto ven un micrófono predomina la moderación, nadie cuenta ni dice nada, al menos nada interesante, ninguna verdad, ningún reto, nada de nada como si se estuviera en la zona mixta de cualquier estadio repartido por la geografía europea.

La pandemia provoca el distanciamiento. No se puede tocar a ningún corredor, aunque si te conoce, si te identifica con tu rostro escondido detrás de la mascarilla, al menos te ofrecerá un codo para limitar un mínimo contacto. Y la Volta no es diferente al Tour, la Vuelta o el Giro, aunque para hablar y acercarte mínimamente a los corredores sea necesario presentar el aval de una PCR negativa. Son las reglas del nuevo mundo post pandemia.

Publicidad en la mascarilla

Noticias relacionadas

Ellos, los ciclistas, aleccionados, saben que la mascarilla ya forma parte de su vestimenta, y los patrocinadores han descubierto que la marca publicitaria también se lee cuando se les fotografía camino del arco de la salida, el lugar autorizado para que la mascarilla pase a mejor vida con el permiso de esconderla en el bolsillo del 'maillot'.

Y el público, concienciado, ya sabe que no está permitido acercarse ni a la zona de salida ni de llegada, aunque con un poco de suerte todavía está autorizado colocarse en algún lugar de la carretera, recogido en el interior del coche, para abandonarlo en el instante que pasa el pelotón. Porque las aglomeraciones no están autorizadas ni ahora en la Volta, en su semana de competición, ni más adelante en el Giro, el Tour o la Vuelta. Atrás han quedado aquellos años en los que no cabía un alma en el Tourmalet. Pero, ya sebe, como responden los ciclistas cuando ven un micrófono disfrazado de enemigo. "El ciclismo es así, unas veces se gana y otras se pierde".