Patrocina:

LOS PLANES DE LA CARRERA

La Volta 2021 se correrá a 'puerto cerrado'

La prueba se disputa entre los días 22 y 28 de marzo.

El público no podrá acceder a ninguna salida, ni llegada, incluidos los finales en alto de Vallter 2.000 y Port Ainé.

Valverde, Froome, Carapaz y Quintana, entre las figuras que ya han confirmado la presencia en la carrera.

Miguel Ángel López, ganador de 2019, pero que este año no disputa la Volta al estar aún en fase de recuperación por la caída sufrida en el Giro.

Miguel Ángel López, ganador de 2019, pero que este año no disputa la Volta al estar aún en fase de recuperación por la caída sufrida en el Giro. / AFP / JOSEP LAGO

Se lee en minutos

La Volta a Catalunya espera disponer durante esta semana de todos los permisos por parte del PROCICAT para disputar la carrera entre los días 22 y 28 del próximo mes. La dirección de la prueba ya se ha comprometido a correr a puerta cerrada; es decir, con las salidas, las metas, incluidas las dos llegadas en alto, clausuradas al público.

Asimismo, la prueba tratará de evitar que los ciclistas lleguen al centro de las principales ciudades incluidas en un recorrido que es el mismo que debían haber superado los corredores en 2020, cuando la carrera fue suspendida en plena fase crítica del confinamiento de la pasada primavera. A diferencia de otras carreras de una semana, incluidas en el circuito World Tour, es decir la primera división del ciclismo, la Volta prefirió no acortar días de competición y ser trasladada al verano 2020, tal como sucedió con el Critérium del Dauphiné o la Tirreno-Adriático. La ronda catalana, el año pasado, celebraba la edición número 100 y por esa razón la organización prefirió mantener los siete días de carrera y buscar la misma solemnidad en 2021.

Vallas y vigilancia

Sin embargo, no queda otra que mantener el cierre de salidas y metas e impedir que los aficionados no solo puedan concentrarse en las principales zonas del recorrido, sino acotar al máximo el contacto entre corredores y público. Por esta razón se creará una burbuja de carrera, similar a la organizada el año pasado en Tour, Giro y Vuelta con vallas y vigilancia policial alrededor de los aparcamientos de autocares y coches de carrera, el lugar donde tradicionalmente es más fácil acceder a los ciclistas y poderse fotografiar e incluso hablar con ellos.

"Ya hemos estipulado todas las medidas sanitarias, siguiendo el protocolo de ASO, y solo estamos a la espera de recibir la confirmación definitiva del PROCICAT", explica a este diario Rubèn Peris, máximo responsable de la carrera, que desde hace unas temporadas está incluida dentro de las pruebas coordinadas por ASO, propietaria del Tour y también de la Vuelta.

Por esta razón, la zona de llegada se alejará del centro de las ciudades de Calella (primera etapa) y Manresa (quinta etapa) y tampoco el público podrá acceder a la meta de los dos finales en alto de Vallter 2.000 y Port Ainé. "La carrera volverá a terminar en Barcelona, en Montjuïc, pero a diferencia de años anteriores se creará una burbuja alrededor de la montaña y solo podrá acceder el personal acreditado", añade Peris.

Todo el personal de la organización como colaboradores de la carrera, al igual que los periodistas que seguirán la Volta, deberán someterse a pruebas PCR, como máximo tres días antes al inicio de la prueba. "La organización adelantaremos un día, de domingo a sábado, la llegada a Calella para crear una burbuja propia a fin de evitar los contagios", puntualiza el máximo responsable de la carrera.

Más hoteles para los equipos

A diferencia de ediciones anteriores, cuando la Volta, sobre todo para contener gastos, concentraba el mayor número de equipos en un mismo hotel, este año se han espaciado y se ha tratado de evitar que más de dos escuadras pernocten en un mismo centro hotelero lo que ha supuesto un aumento del presupuesto del orden del 20 por ciento. "Cada equipo dispondrá de un salón particular para desayunar y cenar. La situación ha sido muy compleja porque en varias ciudades nos hemos encontrado, además, con muchos hoteles cerrados por la falta de turismo debido a la pandemia", cuenta Peris.

Noticias relacionadas

La Volta está considerada como una competición deportiva de carácter internacional; es decir, tiene la misma catalogación de un partido de Champions, en el caso del fútbol, de Euroliga, comparadq al baloncesto, o de Gran Premio de Fórmula Uno o motociclismo. Y ninguno de estos eventos ha sido cancelado desde que se reanudaron las competiciones deportivas en junio de 2020 tras el confinamiento estatal. Los corredores no se podrán tocar, solo podrán hablar con los medios informativos bajo estrictas condiciones, se eliminará prácticamente la presencia de VIPS y el protocolo del podio será muy limitado.

En cuanto a la participación ya están confirmados Alejandro Valverde, Chris Froome, Richard Carapaz, Nairo Quintana, Enric Mas y Marc Soler.