Patrocina:

la entrevista

Javier Guillén: "Es la Vuelta más dura que he hecho"

El director de la ronda española resalta que han pedido perdón por solicitar a los aficionados que se quedasen en casa

Javier Guillén, director de la Vuelta.

Javier Guillén, director de la Vuelta. / LA VUELTA / BAIXAULI STUDIO

Se lee en minutos

Faltan solo dos etapas para que termine la que sin duda ha sido la Vuelta que más trabajo y más dolores de cabeza ha dado a la organización y a su director, Javier Guillén. Tanto, que todavía prefiere seguir hablando del "día a día" cuando se le dice que, por fin, el domingo llegarán a Madrid.

-¿Ha dolido mucho pedirle a la gente que se quede en casa?

-Da mucha pena porque la esencia del ciclismo, y de hecho del deporte profesional en general,  es llegar al público y sin espectadores lo tenemos muy complicado. Pero no ha quedado otra este año, por culpa de la pandemia, que decirle a la gente que es nuestro mayor activo que se quede en casa, lo que va en contra de la esencia de lo que siempre hemos defendido. Por eso, hemos preferido hablar de hacer una Vuelta con el público en casa y hemos pedido perdón. Pero nos consta que nos han seguido. Hemos visto que se han respetado las normas y que la gente estaba con nosotros desde casa. Ahí están las audiencias que lo demuestran y el fuerte seguimiento que estamos teniendo a través de las redes sociales. Por todo ello estamos agradecidos.

-¿Ha llegado a temer en algún momento por tener que suspender la carrera a causa del covid?

-Entiendo, porque humanamente es comprensible, que cualquiera en mi cargo en algún momento se plantease no solo suspender la carrera como, incluso, no llegar a celebrarla. Pero jamás se me ha pasado por la cabeza porque en todo momento la organización de la Vuelta ha estado informada de las medidas que se estaban tomando en todas las comunidades por las que estamos pasando. Hemos tenido que variar recorridos sobre la marcha. Pero hemos encontrado siempre la colaboración para llevarla a cabo desde el inicio de la prueba y además nos ha ayudado el hecho de que la carrera, hasta ahora y en cuanto a la competición se refiere, siempre haya estado muy igualada.

-¿El momento más duro se produjo al tener que suspender la etapa del Tourmalet?

-La etapa del Tourmalet fue un ejercicio de reacción pues nos vimos sorprendidos por una decisión de las autoridades francesas que también afectó al Giro. Pero, de hecho, en esa etapa teníamos diversas alternativas pues siempre hubo el riesgo a no poder llegar a lo alto del Tourmalet por el miedo a las nevadas. Dos pasaban por España. Y una de ellas era llegar a la estación de esquí de Formigal, que ya conocíamos de otras veces.

Te puede interesar

-¿Es la Vuelta más dura que ha hecho hasta ahora?

-Así es. Sin ningún tipo de duda, es la Vuelta más dura y complicada que he hecho y con mucha responsabilidad por las circunstancias de la pandemia. La estoy viviendo con una tensión y una preocupación que aún hay que mantener a dos días del final. No tiene comparación con ninguna otra Vuelta del pasado y solo espero y deseo que no se vuelva a repetir nunca porque siempre he tenido claro que el ciclismo es un evento veraniego. Ojalá podamos salir el 14 de agosto del 2021 de Burgos sin problema.