31 oct 2020

Ir a contenido

Patrocina:

la ronda italiana

El Giro prepara un final de película en el Cesenatico de Pantani

Démare suma en Rímini la cuarta victoria ante una etapa que puede ser determinante para la suerte de la carrera

Sergi López-Egea

Arnaud Démare levanta los brazos por cuarta vez en el Giro tras ganar la etapa de Rímini.

Arnaud Démare levanta los brazos por cuarta vez en el Giro tras ganar la etapa de Rímini. / AFP / LUCA BETTINI

En Rímini donde este miércoles Arnaud Démare logró la cuarta victoria al esprint nació Federico Fellini y murió Marco Pantani. A orillas del Adriático, y ante una playa tan inmensa como el trabajo realizado por el equipo Groupama en favor de su líder, los ciclistas, al llegar, miraban hacia el cielo. Y no lo hacían para acordarse de 'El Pirata', sino para comprobar si las nubes que ya lloraban anunciaban también la lluvia prevista para este jueves en una etapa que si los corredores quieren puede ser determinante en este Giro que corre con energía y sufre ante el temor del covid.

En Cesenatico nació Pantani en 1970. Allí vivió toda su vida. Falleció muy cerca, en Rímini, en un fatídico día de San Valentín en el 2004, cuando encontró la muerte en un oscuro hotel, maldita cocaína. Y en Cesenatico, justo al lado del monumento levantado a su memoria, finaliza este jueves una etapa de nervio, como si fuera una clásica, continuas subidas, algunos porcentajes de vértigo. Será una vuelta completa por los parajes donde entrenaba Pantani, con constantes recuerdos en la carretera, fotos obligadas para los cicloturistas y el territorio donde cada año desde 1971, a excepción de este, siempre por culpa del puñetero covid, se disputa la marcha cicloturista más antigua del mundo, la Nove Colli, el recorrido de este jueves, tan vieja como dura, tan interesante, que es obligada correrla para sacarse el carnet de oro de cicloturista.

Cicloturistas de todo el mundo
 

Todos los años llegan más de 14.000 cicloturistas de todo el mundo. Todos los años menos este se llenan los hoteles de Cesenatico y Rímini desde meses antes del día programado para la prueba de gran fondo. La cita se ha desplazado al 23 de mayo del 2021, coronavirus mediante, por los mismos parajes y subidas que este jueves afrontarán los corredores del Giro, desde el líder Joâo Almeida, pasando por Wilco KeldermanPello BilbaoVincenzo Nibali, todos, todos los que luchan por la 'maglia rosa' no deberán descuidarse a través de 204 kilómetros y 3.700 metros de desnivel positivo. Todos, todos fueron los que aprovecharon este miércoles un trazado llano y más plácido, el que invitaba a lucirse a los velocistas, o mejor dicho a uno solo, a Démare. No hay quien pueda con él, ni Peter Sagan por mucho empeño que ponga. Es imposible.

En Cesenatico Pantani es más que un mito, es una leyenda que nunca morirá. Tiene un museo, el denominado 'Spazio Pantani', que se convierte en lugar de peregrinación para los amantes de este deporte. Allí no solo están sus trofeos, sus 'maillots' y sus bicis, también se guardan sus motos, sus cascos y hasta sus cañas de pescar.

Entre la leyenda y el declive
 

Pantani ganó un Tour, el maldito, el de 1998, recordado como el del dopaje, y el Giro del mismo año. En 1999, en Madonna di Campiglio, le traicionó la sangre, hematocrito demasiado alto, sospecha de EPO. Y ahí comenzó el principio del fin, la caída al precipicio. Ya nada nunca fue igual. Ni a Fellini le habría gustado contar los últimos años de un Pantani que vivía no solo en la decadencia sino rodeado de malas compañías.

Pero en Cesenatico solo se recuerdan sus hazañas, las que lo convirtieron en un escalador legendario. El Giro pedalea y llega a Rímini justo cuando empieaa a llover. Por eso miran los ciclistas al cielo y porque temen que este jueves puede haber una etapa de película, en este caso digna del creador de 'La Dolce Vita'.

Todas las clasificaciones en la página oficial del Giro.