Ir a contenido

Patrocina:

jornada accidentada

Día grande para Carapaz, día triste para Dumoulin en el Giro

El ciclista ecuatoriano recompensa al Movistar con una gran victoria en una cuarta etapa marcada por la caída del corredor holandés

Sergi López-Egea

Richard Carapaz celebra la victoria en la cuarta etapa del Giro.

Richard Carapaz celebra la victoria en la cuarta etapa del Giro. / AFP / LUK BENIES

Decía José Miguel Echávarri, hombre sabio y el técnico que condujo a Miguel Induráin en sus cinco victorias en el Tour, que lo importante en la primera semana de una carrera de 21 días, con etapas tradicionalmente llanas, era no perder la general, no caerse y sobre todo no decir adiós prematuramente al triunfo final. Y eso, más que la fantástica victoria con la que Richard Carapaz, escalador ecuatoriano de postín, recompensó al Movistar, al imponerse en la cuarta etapa del Giro, fue lo que marcó el presente y el futuro de esta ronda italiana. Tom Dumoulin, para muchos el principal favorito, se fue al suelo, se dañó la rodilla izquierda y entró en meta con la pierna ensangrentada, casi sin poder pedalear y a más de cuatro minutos del corredor del conjunto de Telefónica.

Dumoulin, a cuatro minutos y medio de Primoz Roglic, dijo adiós a la victoria cuando queda toda la carrera por delante. Porque no es solo que tenga que fallar un corredor como el líder esloveno, atentísimo en carrera, sino el resto de contrincantes en la pelea por la victoria final, como SimonYates'Superman' LópezVincenzo Nibali y hasta Mikel Landa, quien también se vio perjudicado por una caída posterior que se produjo después de la que afectó a Dumoulin, a cinco kilómetros de la llegada. En este accidente se vio envuelto Dani Navarro, que abandonó.

Todo se cortó. Todos rezagados, a excepción de RoglicCarapaz y cuatro más. Pero si la mayoría se rezagó al tener que frenar y evitar el accidente, Dumoulin se fue al suelo y el Giro empezó a comprobar que el ganador del 2017, segundo clasificado el año pasado y segundo también en el Tour 2018, dejaba de ser un atractivo al triunfo final después de quedarse en la recta final de la preparación de la prueba sin Alejandro Valverde y sin Egan Bernal.

Las etapas planas con las que deben llenarse los huecos en tres semanas de competición conllevan estos problemas. Rueda más de un centenar de corredores juntos por carreteras estrechas y al mínimo error de cálculo de uno de ellos se organiza una caída masiva. Y siempre hay damnificados. Este martes, Dumoulin, en el día grande de Carapaz, 25 años y cuarto en el Giro 2018. 

Todas las clasificaciones en la página oficial del Giro.