Ir a contenido

Patrocina:

la ronda catalana

Valverde controla y Froome se cae en la segunda etapa de la Volta a Catalunya

El australiano Matthews supera al campeón del mundo en la llegada de Sant Feliu, a la espera de los Pirineos

Sergi López-Egea

Matthews se impone en la segunda etapa de la Volta por delante de Valverde.

Matthews se impone en la segunda etapa de la Volta por delante de Valverde. / EFE / TONI ALBIR

La Volta es una batalla cada día. Solo el que más resista conseguirá el domingo la victoria en Barcelona. Hay que correr pero también saber correr y, sobre todo, estar atento y no irse al suelo al menor descuido. Quedan 37 kilómetros. Por delante están Alejandro Valverde Egan Bernal, llamados este miércoles y el jueves a batirse en duelo por los Pirineos. Y por detrás los que aún no se encuentran en la mejor forma. Los que han venido a Catalunya para entrenar y los que no circulan tan atentos como los otros. Uno de ellos es Chris Froome. El cuatro veces campeón del Tour se fue al suelo, se lastimó el costado derecho del cuerpo, llegó descolgadísimo a Sant Feliu de Guíxols -cedió 14 minutos- y se despidió de ofrecer cualquier exhibición en la Volta.

Cuando no se está bien de forma el ciclismo no respeta nombres, palmarés y apellidos. Eso bien lo sabe Valverde, al que no le vale solo con pasear el jersey de campeón del mundo por las carreteras catalanas. Él siempre va delante. Él pelea por los bonificaciones, por arañar segundos en una general que tradicionalmente se decide por poquísimas diferencias y por dejar claro que ha venido aquí para conseguir una tercera victoria de forma consecutiva.

Las bonificaciones

Camino de Sant Feliu de Guíxols, meta de la segunda etapa de la Volta, decidió luchar por las bonificaciones y hasta por la victoria aunque el ciclista australiano Michael Matthews, miembro de la dinastía de los esprínters, le quitó el honor de la victoria. Ahora, con los Pirineos en el horizonte, Valverde, segundo de la general, ya es el favorito mejor situado. Por delante de él todavía resistió el belga Thomas de Gendt, gracias a la escapada que le otorgó el liderato y la victoria en la etapa inaugural de Calella.

Ahora llegan las dos etapas pirenaicas, en Vallter 2.000 y en La Molina. En estas dos jornadas debería quedar bastante aclarada la clasificación general, aunque el inicio aparentemente llano de la ronda catalana ha dejado claro que Valverde y Bernal parten supuestamente como favoritos. "A la montaña llegará mucha gente desgastada. Ha sido una lástima la caída de Froome, pero el jefe del Sky era yo y tenía el honor de que Froome trabajaba para mí", explicó en meta el ciclista colombiano.

El Sky y el Movistar siempre se han dejado ver en los momentos claves de la carrera. Y así ha sido porque ambas escuadras saben que corren con el gran favorito y con el corredor que está mejor de forma, Bernal, un chaval colombiano de 22 años, que viene de ganar la París-Niza y que atesora una calidad extraordinaria en sus piernas. Es un corredor llamado a conquistar los hitos más grandes con los que un ciclista pueda soñar y, sin duda, un claro aspirante en el futuro a una victoria en el Tour y en cuantas carreras se proponga disputar.

La Volta y el Tour

Pero, aquí en Catalunya, tiene delante a un Valverde que jamás se permite circular en el pelotón por debajo de la décima posición, que no solo administra sus fuerzas, sino que coordina las de sus gregarios. Se le vio en alguna fase de la etapa situarse al frente del pelotón para hablar con sus compañeros que tiraban del grupo. Él les indicaba si lo debían hacer a más ritmo o bajar la intensidad. Y sin perder la posición, cuando hay tirones, cuando las bicis se rozan, cuando los cuerpos se tocan y cuando la caída surge en el momento más inesperado… como le ocurrió a Froome, un ciclista que todavía no ha podido brillar en este inicio de temporada, en un año en el que prepara el asalto a una quinta victoria en París, con Bernal a su lado y con un Geraint Thomas, también muy irregular en las carreras en las que ha participado, que es toda una incógnita en el Tour. Se desconoce las intenciones que llevará o las órdenes que recibirá de su equipo (por entonces ya se llamará Ineos en vez de Sky), si tendrá libertad para volver a pelear por la victoria o si deberá entregarse a cuerpo y alma a favor de Froome. Pero antes, entre muchas otras cosas, deberá decidirse la suerte de la Volta.

Todas las clasificaciones en la página oficial de la carrera.