Ir a contenido

Patrocina:

LA RONDA FRANCESA

El Movistar sale vivo de la contrarreloj por equipos del Tour de Francia

Landa y Valverde siguen por delante de Froome tras una 'crono' por escuadras que vence el BMC de Richie Porte

Sergi López-Egea

El Movistar cruza la meta de Cholet. / MARCO BERTORELLO

El Movistar cruza la meta de Cholet.
El BMC, en pleno esfuerzo, durante la contrarreloj de Cholet.

/

"Todo controlado". Preguntaba Eusebio Unzué, mánager del Movistar, y José Luis Arrieta, el director, mostraba el pulgar de la mano derecho a modo afirmativo. Los ciclistas del conjunto español se desprendían de los chalecos con hielo, los que les servían para refrescarse un poco. El calor de Cholet no era para humanos. Alejandro Valverde daba un beso a su hijo Pablo, vestido con la camiseta de la selección española, y con el nombre de Marco Asensio en la espalda. Nairo Quintana se tapaba la cara con una toalla y Mikel Landa solo se preocupaba en ajustarse en el pecho la cinta del pulsómetro antes de tomar la salida.

Objetivo cumplido

El Movistar cumplió, al menos resistió, y sus líderes españoles salieron vivos y todavía con tiempo favorable en relación a Chris Froome que comenzó a recuperar lo perdido en el castañazo inaugural del sábado. Pocas dudas había sobre el equipo vencedor en la contrarreloj, que quizá no sea la modalidad más espectacular, sobre todo cuando los mejores equipos por culpa de las caídas del sábado (Movistar, Sky y Michelton, por ejemplo, tuvieron que retrasar a todos sus efectivos para auxiliar a Nairo QuintanaFroome Adam Yates) salían los primeros y buena parte de las escuadras que poco cuentan para la clasificación general lo hacían en la última hora de carrera.

Pocas dudas había de que el BMC sería el ganador con lo que Richie Porte, al que nunca hay que olvidar por mucho que en cada Tour tenga un día, no malo, sino horrible, comenzó a asomar en este Tour, tras accidentarse también el pasado sábado. Un BMC que colocó de líder a Greg van Avermaet, quien no lleva una temporada gloriosa pero que puede presumir de ser el actual campeón olímpico.

Genial Jonathan Castroviejo

Pocas dudas había sobre el vencedor. Se intuía, como así fue, que el Sky de Froome volaría con una genial aportación de Jonathan Castroviejo, hombre clave hasta esta temporada en las 'cronos' por equipos del Movistar. Pero el ciclista vizcaíno decidió cambiar de aires y este lunes Froome puede estar superfeliz con el trabajo realizado por su gregario vasco.

Y la preocupación en el Movistar, sabedor de que la alineación de este Tour no era la mejor para afrontar una etapa de estas características, era no hundirse, salir vivos del fuego contrarreloj de Cholet y, aunque era evidente que el minuto largo perdido por Quintana seguiría pesando como una losa, al menos Landa Valverde --ya entre los 20 primeros de la general-- se beneficiarían ante Froome (todavía están dos segundos por delante del británico) y sin apenas preocuparse por los dos segundos que les saca Porte.

Dumoulin y Urán

Era evidente que otros favoritos como Tom Dumoulin o Rigoberto Urán también podían salir reforzados, como así fue. Pero todo, todo, no podía tenerse atado y bien atado en la escuadra telefónica. "El resultado ha sido incluso un poquito mejor de lo que esperábamos. Estar por delante de Froome es muy bueno", reconoció Landa. "La pérdida de tiempo estaba dentro de lo esperado. Hemos venido a ganar el Tour con Nairo o con Landa y allí seguimos", afirmó un Valverde que nunca quiere mencionarse entre los candidatos a la victoria final.

Pieza esencial fue Marc Soler. Había perdido tiempo en las dos primeras etapas pero porque Unzué le había dicho que guardase fuerzas, que lo quería entero para la contrarreloj por equipos. Y él, junto a Andrey Amador, el ciclista de Costa Rica que está afincado en La Garriga, condujeron y apoyaron a los tres líderes, les dieron aire, que buena falta les hacia y lo único que no pudieron fue aliviarles el calor. Ya habría sido demasiado.

Lo que viene

Ahora viene, este martes, una etapa llana, y el miércoles una jornada con pequeños puertos bretones. Es decir más nervios, más pulsaciones. Esto es el Tour. Y no hay quien lo remedie. 

Todas las clasificaciones en la página oficial del Tour.

0 Comentarios
cargando