Ir a contenido

Patrocina:

LA PRIMERA ETAPA DE LA RONDA FRANCESA

Gaviria en las nubes, Froome en la hierba del Tour de Francia

Accidentado debut de la carrera con el británico por los suelos y con Nairo Quintana cediendo más de un minuto

Sergi López-Egea

Fernando Gaviria se impone en la primera etapa del Tour. / PHILIPPE LOPEZ (AFP)

Fernando Gaviria se impone en la primera etapa del Tour.
El pelotón, durante la primera etapa del Tour 2018.
Chris Froome recoge la bici tras su caída.

/

"¡Anda lo que has salvado! Podía haber sido peor". Alejandro Valverde, en el autobús del Movistar, aparcado a unos 250 metros de la línea de meta, trataba de consolar a su compañero colombiano Nairo Quintana. Ocurrió todo a 700 metros de los tres últimos kilómetros de la etapa, allí donde se protege a los aspirantes a la general de posibles caídas o pinchazos. "Llevaba las dos ruedas destrozadas y no podía ni pedalear. No pudo ni hacer esos metros para salvaguardar el tiempo", se lamentaba Eusebio Unzué, mánager de la escuadra.

Daniele Bennati, que en otros tiempos fue protector de Alberto Contador en el llano, iba delante de Quintana. José Joaquín Rojas, con una bici, en caso de urgencia, que se adaptaba al colombiano, se había caído un poco antes. Final de sobresalto, final con las pulsaciones todavía más aceleradas que por el propio esfuerzo físico. Y, como siempre, como toda la vida, no hay etapa tranquila, de relajación, ni un inicio de carrera que sirva tan solo para calentar los motores de los músculos.

¡Caída de Froome!

En la meta de Fontenay le Comte, una pequeña población de la región de la Vendée, la megafonía lanzó un grito. "¡Chute de Froome!". Y, aunque parezca increíble, como la grada que celebra el tropezón del delantero rival, se escuchó un estruendo. Júbilo ante la desgracia del cuatro veces ganador del Tour, el que se fue al suelo a cinco kilómetros de la llegada. Golpe en el costado derecho, pero sobre todo dolor de no sentirse querido en su carrera, porque una parte de la afición no le perdona y cree que ha pecado, aunque haya sido absuelto de dopaje.

"No es lo mejor haber empezado así, pero por lo menos algunos rivales como Porte y Yates también han perdido mi mismo tiempo y todavía le he sacado unos segundos a Quintana". Consuelo de Froome, que cedió al igual que Richie Porte y Adam Yates, envuelto en la misma caída -Froome revolcándose por un prado de Francia- 51 segundos para empezar el Tour. Peor le fue a Quintana, que llegó a la meta 1.15 minutos después que su compatriota Fernando Gaviria.

Y por esa pérdida inesperada de tiempo de Quintana en la primera etapa, la felicidad no fue completa en una Colombia que cada vez está más decidida a controlar el ciclismo mundial. Si Quintana es la principal opción del país latinoaméricano para ganar el Tour, sin olvidar a Rigo Urán, Gaviria es una perla de 23 años, que se ha estrenado en el Tour, que no se acobarda al sentir cerca el aliento de Peter Sagan (segundo en la meta) ni siquiera saber que Marcel Kittel (tercero) no anda lejos.

Fernando Gaviria, en el podio del Tour / stephane mahe (REUTERS)

Con una fuerza descomunal, con una fiera desbocada, los esprínts ya tienen una nueva figura. No es nuevo en la clase, pero para sacar matrícula de honor en una llegada masiva, una especie de máster, de los buenos, de los verdaderos, hay que acudir a la universidad del Tour y ganarse el respeto. Y así lo hizo Gaviria, el segundo colombiano en toda la historia del Tour que podrá lucir el jersey (la camiseta como dicen ellos) amarillo. Solo lo había hecho Víctor Hugo Peña, durante tres días, en la edición del 2003.

El Tour no perdona

En el autobús del Movistar Valverde había convencido a Quintana que lo importante era que había salvado una caída que pudo tener graves consecuencias. Pero entregar un minuto a las primeras de cambio no es nada saludable en una carrera de obstáculos de tres semanas. Saben Quintana, y por supuesto Froome, que Contador, siempre desafortunado en los inicios de la 'grande boucle', nunca jamás contarrestó en la montaña el tiempo cedido por las caídas en el llano. El Tour no perdona. Ni a Froome.

Todas las clasificaciones en la página oficial del Tour.

0 Comentarios
cargando