Ir a contenido

Patrocina:

EL EQUIPO ESPAÑOL

El tridente presenta su candidatura para ganar el Tour de Francia

Valverde, Quintana y Landa se muestran unidos y firmes en su decisión de triunfar en París y noquear a Froome

Sergi López-Egea

De izquierda a derecha, Landa, Valverde y Quintana, en Cholet, este viernes.

De izquierda a derecha, Landa, Valverde y Quintana, en Cholet, este viernes. / MOVISTAR TEAM

No son ni uno, ni dos, si no tres. Y parecen los 'Inmortales', con Alejandro Valverde en el papel de Sean Connery. Ya se han presentado ante la sociedad del Tour, con los ojos abiertos y, lo más importante, con las piernas a punto para entrar en combate y derrotar a cuantos enemigos, encabezados por Chris Froome, se interpongan en el camino de sus bicicletas. Los 'Inmortales' del conjunto Movistar son tres y completan el trío, o mejor dicho el tridente, Nairo Quintana y Mikel Landa.

La visión que tenía un periodista este viernes, a primera hora de la mañana en un hotel de carretera justo a la entrada de la ciudad de Cholet (La Vendée), era la de tres ciclistas juguetones, con cara de amigos, que sonreían a la prensa, que gastaban bromas entre sí y que se aliaban, sin importarles quién sería el vencedor, si llega el caso, y quienes se convertirían en los aparentes perdedores. Porque al igual que el lema del filme 'Los Inmortales', en el Tour, en la pugna por el jersey amarillo, solo puede quedar uno. "Y si es del equipo Movistar pues entonces sensacional", según las palabras de Valverde que llega bien, como siempre, porque él lleva casi 20 años sin llegar mal a una carrera. Si no gana, lo que a veces se supone como una rarera, acaba entre los tres o los cinco, y en el peor de los casos, entre los diez primeros. Y este Tour 2018, que empieza este sábado en la isla de Noirmoutier, no debe ser diferente para el corredor murciano, que a los 38 años sigue tocado por la gracia de la eterna juventud. 

"Me da igual quien llega de amarillo a París. Pero que sea un Movistar"

Alejandro Valverde

Ciclista del Movistar

"Me da igual quien llegue de amarillo a París -repite Valverde- pero que sea un Movistar. El orden es primero Nairo, luego Mikel y después yo. Pero es cierto que los rivales están muy fuertes. Esperemos que los tres seamos inmortales y solo tengamos que pelearnos entre nosotros tres para ganar". Pero, por desgracia del conjunto telefónico, en el Tour hay muchos más contrincantes, los conocidos encabezados por Froome, y alguno más que aparece como tapado y, si bien no gana en París, provoca una revuelta que a veces puede ser de considerables dimensiones hasta el punto de que alguno que se sumerge en esas aguas profundas acaba por ahogarse y se despide de la victoria.

El fichaje de la temporada

Landa, 28 años hasta diciembre y solo un par de meses mayor que Quintana, fue el gran fichaje del Movistar para la temporada 2018. Encandiló a los aficionados españoles durante el pasado Tour donde siempre ofreció la impresión de pedalear con el freno de mano puesto para no perjudicar a Froome, que por aquel entonces, como ciclista del Sky, era su jefe de filas. Perdió el podio ante Romain Bardet por tan solo un segundo. Sin embargo, llegó a París con la sensación de que tenía una victoria en sus piernas. El Movistar lo fichó como abanderado de la nueva escuela ciclista española y para que fuera su candidato al triunfo final. Sabe, pese a este maravilloso panorama, que en su equipo está también Quintana y que deberán coordinarse, con la ayuda de Valverde, porque igual, en un momento determinado y en una etapa dada, uno de ellos debe sacrificarse para el otro. "No importa -suplica Eusebio Unzué, mánager de la escuadra, el jefe del operativo- y no sé porque se está tan pendiente de quién será el jefe de filas del Movistar". A Unzué, por pura lógica le da igual quien venza en París, sobre todo si el afortunado es uno de los suyos. Landa, por ahora, solo sonríe.

"Llego mucho mejor que los dos últimos años porque venía al Tour tras disputar el Giro"

Mikel Landa

Ciclista del Movistar

"Llego muy bien y mucho mejor que los dos últimos años porque venía al Tour tras correr el Giro. He llevado una preparación progresiva. Vengo más preparado para el Tour y sin la preocupación, por el cansancio del Giro, de saber si podré aguantar la tercera semana". Es la definición clara de Landa. Quiere, desea y se ha preparado para ganar en los Campos Elíseos.

Nairo Quintana (29 años en febrero próximo) corre impulsado por miles y miles de aficionados al ciclismo en Colombia. Con un Giro y una Vuelta en su palmarés ya es el mejor ciclista de todos los tiempos en su país, por encima del histórico Lucho Herrera. Tres podios en París lo contemplan y ha venido a tierras francesas sin el cansancio del año pasado, estresado por el Giro e irremendiablemente de mal en peor en el Tour. Se ha preparado en conciencia y, si en el pasado era el jefe del Movistar, ¿hay alguna razón para que deje de serlo este año?

"Mis sensaciones son muy buenas y he trabajado mucho para llegar hasta aquí"

Nairo Quintana

Ciclista del Movistar

"Mis sensaciones son muy buenas y he trabajado mucho para llegar hasta aquí. A la afición colombiana le pido tranquilidad... y que puedan disfrutar", promete Quintana. Lo dicho. Solo puede quedar uno, ¿cuál de los tres será? Tres apasionantes semanas aguardan la respuesta definitiva.

0 Comentarios
cargando