Ir a contenido

Patrocina:

PROBLEMAS DE LA 'MAGLIA ROSA'

Yates demuestra de forma inesperada que también es batible

Un ataque de Froome noquea al líder del Giro que pierde la mitad de su renta ante un Dumoulin ahora a solo 28 segundos

Sergi López-Egea

Simon Yates, al fondo, llega descolgado a la meta de Pratonevoso.

Simon Yates, al fondo, llega descolgado a la meta de Pratonevoso. / LUK BENIES (AFP)

Hubo un instante de la etapa, cuando ya se certificaba que la fuga consentida llegaría por un día a la meta, en que las imágenes de televisión mostraron a Chris Froome bromeando con Simon Yates cuando la 'maglia rosa' trataba de ganar posiciones al frente del pelotón. Eran instantes para que los dos británicos más destacados de este Giro se intercambiasen unas bromas, pero que poco se podía pensar por aquel entonces, cuando todavía Pratonevoso se veía en el horizonte, que un ataque del cuatro veces ganador del Tour noquearía a su joven rival. Sonaron las alarmas. Y lo hicieron como siempre sucede en el ciclismo; cuando menos se esperaba y en el lugar más inesperado. Yates ahora solo dispone de 28 segundos de renta sobre un Tom Dumoulin que nunca se rinde.

En apenas kilómetro y medio, que no era ni exagerado ni duro, Yates se difuminó para demostrar que no era tan fiero como lo pintaban, que su pedaleo era torpe y, sobre todo, lo peor para él, que puede ser batible como vuelva a tener otro día malo en las dos etapas de montaña que quedan en el programa del Giro; este viernes, con tramos de tierra incluidos en La Finestre, y el sábado.

No se puede descuidar porque con 28 segundos de ventaja ya escucha el aliento de Dumoulin en el cogote. No se puede descuidar porque no sabe si este viernes podrá encontrar la ayuda salvadora final de Mikel Nieve, su compañero navarro, que lo auxilió en los metros finales para salvar tres o cuatro segundos, un tiempo que puede parecer una tontería, pero que no lo es. En un ciclismo tan igualado cada segundo se debe defender como la tierra que trata de salvar el soldado en la trinchera ante el enemigo.

El papel de Froome

Froome, de hecho, no atacó a Yates, sino que trataba de desbancar a Domenico Pozzovivo, tercero de la general, un ciclista que habitualmente sube a rueda de los demás, pero que por una vez dio la cara para defenderse con valentía del acoso de FroomeDumoulin, que ya escuchaba el clamor de la meta, no quiso desaprovechar la ocasión. Y fue entonces cuando Yates desapareció del mapa para descolgarse y comenzar a ceder unos segundos que cuestionaron el carácter gallardo que mostró en el Zoncolan y en el Etna.

Cuando parecía que toda la historia de la 18 ª etapa se resumiría a la victoria del prometedor alemán Maximilan Schachmann (24 años) por delante del veteranísimo y resistente Rubén Plaza (38 años) surgió la ira de Froome para animar no solo el día sino la clasificación general del Giro. Ver para creer. Y con Dumoulin atento en la retaguardia. 

Todas las clasificaciones en la página oficial del Giro.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.