Ir a contenido

Patrocina:

TRIUNFO LUXEMBURGUÉS EN 'LA DOYENNE'

Valverde se queda sin récord en Lieja

El murciano acaba acalambrado y no puede luchar por un triunfo que suma el pletórico Quick Step a través de Jungels

José María Expósito

Bob Jungels, pletórico en el podio de Lieja.

Bob Jungels, pletórico en el podio de Lieja. / EFE / JULIEN WARNAND

Alejandro Valverde no ha podido igualar el récord de 5 victorias en la Lieja-Bastoña-Lieja de Eddy Merckx. El campeón de Luxemburgo, Bob Jungels, ha ganado este domingo la 104ª edición de 'La Doyenne' ('la Decana', creada en 1892), por delante del canadiense Michael Woods y del francés Romain Bardet, que han entrado a 37 segundos. El ciclista murciano, que iba en el grupo perseguidor, no ha podido luchar por el triunfo y ha acabado 13º, dejándose ir una vez se ha visto sin opciones de podio.

"Iba acalambrado en el final y no podía apretar al máximo. Hemos dado todo lo que teníamos. El cuerpo me pide un descanso y me voy muy satisfecho con esta primera parte de campaña", ha declarado el genial ciclista español, que lleva 9 victorias en lo que va de temporada.

Otro éxito del Quick Step

No menos exitosa está siendo el inicio de campaña del Quick Step. La escuadra belga lleva 27 triunfos en lo que va de año. Julian Alaphilippe, que cuatro días antes había destronado a Valverde en la Flecha Valona, era la principal amenaza para el quinto triunfo del murciano, y aunque no ha subido al podio (4º), sí, ha sido determinante en la victoria de su compañero.

Para él parecía el trabajo del Quick Step en la subida a La Redoute, con Enric Mas reduciendo a 60 el número de integrantes del grupo cabecero. Mientras Valverde y Mikel Landa vigilaban al francés, el conjunto belga inició su ofensiva con un demarraje de Philippe Gilbert a 20 de meta, a quien siguieron Sergio Henao, Tom Dumoulin y el propio Jungels. En la bajada, el luxemburgués de 25 años, mejor joven del último Giro de Italia, dijo adiós y ya nadie le vería hasta la meta.

Valverde intentó saltar del grupo de favoritos, pero todos le vigilaban y han frustrado su intento. Ahí se acabó el sueño del líder del Movistar, pues Quick Step tenía todas las cartas en su mano: Jungels escapado y Alaphilippe en la recámara, dejando el peso de la persecución a los demás. Woods y Bardet aprovecharon el menor marcaje sobre ellos para hacerse con las plazas de podio.