Ir a contenido

Patrocina:

LA RONDA CATALANA

Colombia toma el mando de la Volta

Un 'escarabajo' extraño, toda una perla de 21 años, Álvaro Hodeg, gana la primera etapa en Calella y lidera la carrera

Sergi López-Egea

Álvaro Hodeg se impone al esprint en Calella.

Álvaro Hodeg se impone al esprint en Calella. / Quique García (EFE)

Los ciclistas salen del pequeño túnel en la carretera general buscando la meta de Calella a una velocidad de vértigo. Instantes antes el corredor luxemburgués Bob Jungels, una máquina, llamado a ser el heredero ciclista en su país de los hermanos Andy Frank Schleck, ha puesto a toda la Volta a 60 kilómetros por hora y a su rueda, otro fenómeno de la naturaleza, otro representante de este ciclismo colombiano que parece no tener fin, muestra su poderío, su fuerza, su arte al esprint; inalcanzable para nadie, presentado ante la sociedad de la ronda catalana, de nombre castizo, Álvaro, y de apellido extraño, Hodeg, el nuevo líder de la Volta.

¿Qué tiene Colombia para que dé corredores inspirados en cualquier dinámica? A Hodeg suena extraño catalogarlo como 'escarabajo', si se toma esta denominación, que tanto encantaba a Gabriel García Márquez, como la del corredor chiquitín, de poco peso, una pluma que escala y maravilla en la montaña.

DE CHIQUITÍN, NADA DE NADA

Pero no, Hodeg, de chiquitín, nada de nada (1.86 metros). En la meta de Calella, donde acabó la primera etapa de la ronda catalana, habla con desparpajo a pesar de la inexperiencia de un deportista de 21 años que acaba de debutar entre profesionales. Cuenta que su padre, un ganadero de rancho grande, se fue al registro e inscribió su apellido –el tatarabuelo era escocés—como siempre se había escrito en la familia, como Hodge (hubo en los 90 un corredor australiano que estuvo en el ONCE y se llamaba Stephen Hodge) pero el funcionario se equivocó e invirtió las letras, con lo que la familia se quedó por los siglos de los siglos como Hodeg. Y así ha triunfado el chaval en Catalunya, a las órdenes del mejor equipo del mundo en el arte de los caza etapas, el Quick Step belga, donde también corre otro colombiano veloz, uno de los más rápidos del mundo, que se llama Fernando Gaviria y que no ha venido a la Volta al estar lesionado.

Hasta 18 ciclistas colombianos se han apuntado a la carrera catalana. Y dos de ellos (Nairo Quintana y Winner Anacona) lo hacen en el Movistar, el conjunto a batir, en el que también están Alejandro Valverde y Marc Soler, y el bloque que controló la carrera en los momentos complicados, atentos de que no se cortara el pelotón por culpa de un viento frío, de aquellos que cortan la cara.

OJO CON BERNAL

Por eso, lejos de resultar extraño, ya es normal que gane un escarabajo de los nuevos o los de toda la vida, los escaladores como Quintana o a la espera que otra perla, también de 21 años, Egan Bernal, le dé un susto a un corredor que casi podría ser su padre, como es el caso de Valverde.

Rodó la Volta a ritmo colombiano, con las banderas del país ondeando en la meta de Calella. "Me descolgué en la última subida, pero en cuatro kilómetros mi equipo me reintegró al pelotón y así pude ganar", confesó Hodeg. Y porque Jungels lo dejó en la meta a una velocidad de vértigo para que solo tuviera que dar la pedalada victoriosa.

Todas las clasificaciones en la página oficial de la Volta.

0 Comentarios
cargando