Ir a contenido

Patrocina:

LA RONDA CATALANA

Volta a Catalunya, todos contra Alejandro Valverde

El potente equipo Movistar, que acude también con Nairo Quintana y Marc Soler, es el bloque ciclista a batir en la Volta que empieza el lunes en Calella y acaba el domingo 25, en Barcelona

Sergi López-Egea

Alejandro Valverde es el gran favorito y lucirá el dorsal 1 como ganador del 2017.

Alejandro Valverde es el gran favorito y lucirá el dorsal 1 como ganador del 2017.

Como si fuera el tridente de la mejor delantera futbolística del mundo, el conjunto Movistar es el bloque ciclista a batir en la Volta a Catalunya, que comienza el lunes en Calella. Alejandro Valverde es el poderoso, el ciclista que ha regresado a la competición más fuerte si cabe que cuando se lesionó en el Tour, dorsal uno, con crónico apetito de victoria, con todo, como siempre. Nairo Quintana es la incognita, ganador en Barcelona en el 2016, todavía no ha corrido este año en Europa y, en febrero, dejó a sus paisanos colombianos con mal sabor de boca al perder el último día la atractiva Vuelta a Colombia Oro y Paz, ante un buen botín de figuras del pedal.

Mapa del trazado de la Volta a Catalunya 2018

¿Y Marc Soler? Pues él es la perla. El corredor que debe marcar buena parte del futuro del ciclismo mundial y que se presentó por fin ante la gran sociedad internacional de este deporte al ganar el pasado domingo la prestigiosa París-Niza, a la misma edad en la que Miguel Induráin y Alberto Contador mostraron al mundo las credenciales ciclistas. Soler está llamado a ser el nuevo gran nombre del ciclismo catalán, tras los pasos de Miquel Poblet, Josep PesarrodonaMelcior Mauri Purito Rodríguez; sin duda, los mejores corredores nacidos en Catalunya de todos los tiempos.

Landa correrá en Euskadi

Incluso, los tres, arropados por el Movistar –no hay otro conjunto tan potente entre los 25 apuntados a la carrera– no hacen añorar, si quiera, a Mikel Landa, el otro gran líder de la escuadra de Eusebio Unzué, que se prepara para la Vuelta al País Vasco, como corredor de la tierra.

Alejandro Valverde entrenando en Murcia/ miguel lorenzo

Valverde, hace unas semanas, mientras hablaba con este diario en Murcia de la recuperación de su accidente en el Tour 2017, ya comentaba el interés por repetir victoria en la Volta, donde llevará, a partir del lunes, en la primera etapa que comienza y acaba en Calella, el dorsal número uno, como reconocimiento al triunfo conseguido hace un año en Montjuïc. 

La edición del año pasado fue una exhibición de Valverde en todos los frentes. Ganó tres de las siete etapas. Y si no fue líder desde el segundo día se debió a que el Movistar, discutible todavía hoy 12 meses después, fue penalizado en la contrarreloj por equipos de Banyoles. También acabó segundo en la penúltima etapa, en Reus. Además, aparte de la clasificación general, se llevó la regularidad, la montaña y condujo a su equipo, con la ayuda de Soler, hacia la primera posición en la tabla por escuadras. Impresionante; sin más.

El resto de estrellas

Por eso, por la forma en la que ha regresado y por los resultados de esta temporada (tercero y cuarto en dos jornadas de la Challenge de Malorca, ganador de la Vuelta a la Comunitat Valenciana con dos etapas, segundo de la Vuelta a Murcia, ganador con una etapa del Tour de Abu Dhabi y cuarto en la Strade Bianche) es el ciclista a batir. Así de claro.
La Volta, de todas formas, y al margen de Valverde y el Movistar, vuelve a reunir a buena parte de la flor y nata del pelotón mundial. Y, sobre todo, presenta a las grandes figuras de un país llamado Colombia y que es una de las potencias de este deporte. Aparte de Quintana, los 'escarabajos' rodarán por tierras catalanas con Rigo Urán (segundo en el pasado Tour), Sergio Henao (al frente del Sky junto con la nueva perla del país, Egan Bernal) y Esteban Chaves, algo irregular, pero que configura la plantilla de la segunda escuadra más fuerte de la prueba, con los hermanos Simon y Adam Yates, en el Michelton australiano, heredero del Orica.

Por primera vez se disputa también una carrera femenina, la Revolta, el domingo, día 25, en Montjuïc

Pero también estará Fabio Aru, que llega como estación de paso en su camino para asaltar la victoria en el Giro, y su compañero Dan Martin --otro de los corredores afincados en Andorra--, ganador en el 2013, ambos en el equipo patrocinado por los Emiratos Árabes.

Tampoco hay que olvidar al joven Enric Mas, mallorquín de Artà, a quien Contador nombró como su heredero poco antes de colgar la bicicleta, en otoño pasado. Bob Jungels, el luxemburgués que quiere seguir los pasos de los hermanos SchleckTejay van Garderen, el estadounidense que nunca acaba de explotar; Steven Kruijswijk, el ciclista holandés con el nombre más difícil para escribir y pronunciar; los escaladores franceses Thibaut Pinot y Warren Barguil y los líderes del conjunto del Cofidis, el campeón de España, Jesús Herrada, y el francés Nacer Bouhanni, favorito en los dos esprints que se anuncian en la carrera; el lunes, en Calella y el sábado, 24 en Torrefarrera.

Fabio Aru y Dan Martin / EUA TEAM

La Volta regresa al Val d’Aran después de 25 años de ausencia (la etapa del viernes), aunque sin entrar al valle por la Bonaigua por miedo a que la nieve obligase a suspender la etapa, en una semana, además, en la que el tiempo se puede presentar algo rebelde.

190 países por televisión

Habrá, por tanto, tres etapas pirenaicas, aunque dos (el miércoles, en Vallter 2.000 y el jueves, en La Molina) deben ser claves para decidir al ganador de la prueba, en un circuito a Montjuïc (domingo 25) por el que se darán ocho vueltas.

Marc Soler, en el podio de la París-Niza / le tour

La otra gran novedad de la carrera es la inclusión por primera vez de una carrera femenina, bautizada como la Revolta, y que se celebrará, también en Montjuïc, como antesala a la última etapa de la carrera. Acudirá buena parte de las mejores mujeres ciclistas.
Y todo ello sucede en el primer año en el que ASO (propietaria del Tour, la Vuelta, el Dakar o el maratón de París) ha tomado las riendas en los aspectos comerciales y televisivos. Por ello, la Volta llegará televisivamente a 190 países.