Ir a contenido

Patrocina:

TRAMPA TECNOLÓGICA

Cinco años de castigo por usar un motor en la bici

Un corredor aficionado francés, llamado Cyril Fontaine, fue sorprendido con el artilugio en octubre del 2017

Sergi López-Egea

busca-motor-jpeg

Inspectores de la UCI inspeccionan la bici de Chris Froome durante el Tour del 2016. / periodico

Francia se horroriza y comprende que hay muchas razones para continuar con la investigación judicial abierta sobre el uso (o no) de motores escondidos en las bicicletas. ¿Se han llevado motores en el Tour? ¿Se han podido utilizar en otras carreras del ámbito profesional? Los controles que la Unión Ciclista Internacional (UCI) realizó el año pasado, nada menos que 50.000, dieron un resultado negativo. Pero, la pregunta está en el aire: ¿se monta el artilugio en el ciclismo aficionado?

Por lo visto, también en Francia, hay evidencias de que algunos corredores no profesionales, como Cyril Fontaine, han utilizado los motores prohibidos para ganar carreras de menor nivel. A Fontaine, sin embargo, lo pillaron en octubre pasado. Y eso que a nivel aficionado no se dispone de los avances del profesionalismo para tratar de descubrir la trampa. En las carreras UCI World Tour, inspectores de la federación internacional disponen de tabletas que detectan si hay alguna artimaña en el interior de los cuadros de las bicicletas. 

Un motor de 3.000 euros

Fontaine utilizó un motor, que según declaraciones a medios franceses, le había costado 3.000 euros. Lo rentabilizó el 1 de octubre en una carrera de tercera categoría que se organizó en Dorgoña. A los 43 años, consiguió el triunfo y una prima de 3.000 euros por la victoria. Lo descubrieron. El jueves, el comité de competición de la Federación Francesa de Ciclismo lo castigó con cinco años de inactividad. 

Asimismo, las autoridades deportivas le impusieron a Fontaine una multa de 5.000 euros y le han obligado a devolver los 3.000 euros que ganó a partir de la trampa. Lejos de arrepentirse, Fontaine ha declarado lo siguiente en Francia: "No he vendido drogas ni me matado a nadie. Solo puse un motor en bici. Y no soy el único".

¿Qué pasó con Armstrong?

¿No es el único? Aquí es donde interviene la Justicia francesa que investiga si en los últimos años, sobre todo en el Tour, alguna figura pudo emplear motores escondidos. Y todo ello sucede --puede ser un nuevo capítulo en la historia negra de este deporte-- mientras algunas voces ya empiezan a lanzar una pregunta al aire. ¿Pudo usar Lance Armstrong motores en sus bicis?

0 Comentarios
cargando