02 dic 2020

Ir a contenido

Patrocina:

GOLPE A LA VUELTA

Positivo de Samuel Sánchez, campeón olímpico en Pekín

El ciclista asturiano de 39 años presentó un compuesto de la hormona del crecimiento en un control por sorpresa el 9 de agosto

SERGI LÓPEZ-EGEA / Nimes (Enviado especial)

Samuel Sánchez, en una imagen de la Vuelta 2016. / SERGI LÓPEZ-EGEA

Samuel Sánchez, en una imagen de la Vuelta 2016.
Samuel Sánchez, ganando una etapa en la Vuelta al País Vasco del 2016.

/

Como si la Vuelta a España, desplazada a Nîmes, estuviera de luto. Suspendidos todos los actos y promociones que este jueves diferentes equipos y corredores iban a celebrar --la ronda española comienza el sábado en esta ciudad francesa--. Samuel Sánchez ha dado positivo, con una sustancia que hace aumentar la hormona del crecimiento en el organismo (GHRP2 se denomina), más fuerza, más resistencia, más coraje. Y si un positivo jamás es una noticia agradable, el de 'Samu', como siempre se le ha denominado, camino de los 40 años, es doblemente triste, para echarse a llorar, un corredor que era un símbolo --campeón olímpico de ruta en los Juegos de Pekín del 2008-- y un espejo para la mayoría de nuevos valores, corredores menores de 25 años, que trataban de emularlo, como un ejemplo, de lucha, de raza, el corredor que jamás tenía un no, ni un gesto de mala educación, aunque no le salieran las cosas como él quería.

Resultados de la UCI

La Unión Ciclista Internacional (UCI) se apresuró a comunicar a la dirección de la Vuelta los resultados de todos los controles antidopaje efectuados estas últimas semanas, desde la conclusión del Tour, para que no hubieran sorpresas desagradables en plena competición. De hecho, en esta década ninguna de las grandes figuras del ciclismo había dado positivo, solo corredores de segundo nivel, o en todo caso algún gregario de los principales equipos. 'Samu', en las filas del BMC, escuadra que lo ha suspendido de inmediato de empleo y sueldo, en defensa de la tolerancia cero en el ciclismo, se encontraba en Nîmes ya que era, de hecho, el principal reclamo del conjunto estadounidense, debido a que su jefe de filas, Richie Porte, ha empezado a entrenar esta semana tras la grave caída en el Mont del Chat que lo apartó de un Tour que aspiraba ganar.

Ya entrenaba en Nîmes

El ciclista asturiano salió a entrenar este jueves con el resto de compañeros y a mitad de sesión sus directores le comunicaron que había dado positivo. Dio media vuelta, se dirigió a su hotel, se duchó y se fue. No solo de la Vuelta, si no del ciclismo: podios en el Tour y la Vuelta, líder de la montaña de la ronda francesa, una entrañable victoria en Luz Ardiden, alguna clásica y vuelta de una semana por el camino. Hasta se había rumoreado que un equipo francés lo pretendía para la próxima temporada, ya que 'Samu' se resistía a abandonar el ciclismo.

El pasado 9 de agosto los inspectores médicos se presentaron en su casa y él pasó un control por sorpresa. Y en la probeta recogida en Oviedo ha aparecido este nuevo preparado que ayuda a liberar la hormona del crecimiento en el organismo. En mayo pasado dos corredores del modesto equipo Bardiani (Ruffoni y Pirazzi) fueron cazados en sendos controles con la misma sustancia y, lógicamente, fueron excluidos inmediatamente del Giro, justo como ahora, cuando arrancaba la ronda italiana.

Golpeada por el dopaje

La Vuelta fue golpeada por el dopaje antes de que comenzase a rodar, de forma absolutamente inesperada y por un corredor, sobre todo por su edad, del que nunca se podía pensar que diera positivo. Hace unos días se conmemoró su triunfo en Pekín. Las imágenes de TVE volvieron a dar la vuelta por las redes sociales. Samuel Sánchez desde este jueves es historia del ciclismo... para terminar su carrera deportiva, brillante hasta que sonó su teléfono móvil, de la peor manera posible. Sin perdón.