Ir a contenido

Patrocina:

Dramático ataque de abejas a un grupo de ciclistas. "Me vi la muerte a la espalda", dice uno de ellos

José Miguel Rodríguez, vicepresidente del Tropical Bike Motril, sufrió 80 picaduras y cuatro compañeros necesitaron asistencia hospitalaria

Sergi López-Egea

El ataque de las abejas.

El ataque de las abejas. / TWITTER

“Me vi la muerta a la espalda”. José Miguel Rodríguez Rodríguez, “Rodríguez al cuadro”, como dice él, era el cuarto del grupo. “Me picaron por lo menos 80 abejas. Estoy a punto de cumplir 50 años y lloré como un niño cuando el peligro pasó”. José Miguel también es el vicepresidente del Tropical Bike de Motril, una peña dedicada al ciclismo de montaña y que el domingo pasado, en la tradicional salida semanal, sufrió el ataque de centenares de abejas a las afueras de su localidad, concretamente en un paraje de Vélez de Benaudalla, en la provincia de Granada.

Ismael Urbano Ortega, otro de los integrantes de la peña, llevaba una cámara en su bicicleta, que captó la ofensiva de las abejas. Volcó luego el vídeo del sobresalto en youtube, unas imágenes que han dado la vuelta al mundo.

El sábado por la noche un jabalí destrozo dos colmenas y por eso los insectos estaban alterados

José Miguel atiende por teléfono a este diario y explica que él era el cuarto del grupo, “el que no se quita el casco en las imágenes”. Según les explicó el apicultor, que los llamó para interesarse por el estado de salud del grupo, el sábado por la noche un jabalí tumbó una colmena y reventó otra lo que ya alborotó a las abejas. En plena reparación de las colmenas pasó el pelotón ciclista, 21 corredores, y las abejas, creyendo que los corredores eran un peligro para ellas, los atacaron. Cuatro miembros de la peña necesitaron atención hospitalaria, aunque ninguno tuvo que ser ingresado.

UN DOLOR TREMENDO

“Nunca había sufrido tanto dolor. Cuando llegue a casa mi mujer se asustó. Llenó la bañera de agua y me frotó las picaduras con agua y con jabón. Como ella entiende un poco de medicina me dio unos antihistamínicos. Por la noche me sentía muy molesto, el lunes ya estaba mejor y el miércoles cogí la bici y recorrí 60 kilómetros… y a buen ritmo”, añade José Miguel. “Fue cuestión de mala suerte pero las abejas no me quitarán mi amor por la bici. Un día te puede tocar la lotería y otro picar una abeja”.

El grupo quería hacer 60 kilómetros  y a mitad del recorrido sufrió el ataque

El domingo quedaron a los 8 de la mañana, en Motril, como acostumbran a hacer todos los fines de semana. La ruta trazada, toda de montaña, incluía 60 kilómetros. A las dos horas, justo a la mitad de la excursión, fue cuando llegó el ataque de los insectos. “Solo cuatro o cinco, los que iban a cola de pelotón se libraron de las picaduras. Los que circulábamos en cabeza fuimos los peor parados. Muchos abandonaron las bicis y huyeron a pie. Luego hubo que ir a recuperarlas, pero afortunadamente las abejas ya se habían calmado".

EL LUGAR NO ERA NUEVO

José Miguel indica que si no llega a producirse el ataque previo del jabalí nada habría ocurrido. “Quizá llevo 10 años pasando por ese sendero y ni sabía que allí había colmenas. Ni nadie de mi grupo”.

El lunes publicaron el vídeo en youtube. Se los ve gritando de dolor, chillando, intentando salir del lugar. Y las abejas siguen apareciendo, como si hubiesen querido comerse al grupo de ciclistas. Fue un susto y un cúmulo de mala fortuna, pero el próximo domingo los integrantes de la peña Tropical Bike volverán a surcar las montañas que rodean Motril. 

Temas: Abejas Animales

0 Comentarios
cargando