Ir a contenido

Patrocina:

LA RONDA CICLISTA FRANCESA

El Pirineo catalán se ilusiona con el escaparate del Tour

"Treinta segundos de televisión ya nos interesan", dicen los hosteleros de l'Alt Urgell ante la etapa del domingo, con salida en Vielha y final en Andorra

JOSÉ MARÍA EXPÓSITO / BARCELONA

El pelotón del Tour, camino de Bagnères-de-Luchon, en los Pirineos.

El pelotón del Tour, camino de Bagnères-de-Luchon, en los Pirineos. / EFE / YOAN VALAT

Mientras los Froome, Quintana, Aru y demás peleen este domingo por el 'maillot' amarillo, el Pirineo catalán estará jugando otro partido: venderse al mundo. La llegada del Tour Catalunya, que no pisaba desde el año 2009 (Girona-Barcelona y Barcelona-Arcalís), supone una gran oportunidad para las tres comarcas por las que este domingo circula la carrera (Vall d’Aran, Pallars Sobirà i Alt Urgell), que celebran el impacto económico tanto inmediato como futuro que tendrá el paso de la 'grande boucle'.

La etapa saldrá de Vielha a las 11.55 y pasará por la Bonaigua, Llavorsí, Rialp, Sort, Port del Cantó y La Seu d'Urgell antes de adentrarse en Andorra."Solo 30 segundos de televisión del Tour ya nos interesan. Se hablará mucho del Pirineo", dice Miquel Àngel Sànchez, presidente de la Associació d’Hostaleria de l’Alt Urgell, una comarca que muchos ciclistas aficionados han escogido como base del fin de semana: tras pernoctar allí este sábado, el domingo subirán a Andorra para seguir la etapa en directo y regresar después a su hotel. Además, el lunes es jornada de descanso, lo que beneficia aún más la economía de las comarcas catalanas. Con suerte, los ciclistas aficionados hasta pueden coincidir con alguna grupeta de profesionales.

"UN PRODUCTO ESTRELLA"

Y es que el sector ciclista es clave para el Pirineo. Cuando no hay nieve, es el producto estrella. "El ciclismo es la actividad más demandada fuera de la temporada de invierno. Hay gente que programa sus vacaciones en función de las etapas del Tour", explica Anna Díaz, consellera de Turismo y Desarrollo Económico del Consell General d’Aran. Por eso ligar una marca turística a la del Tour es una oportunidad de oro.

Rubén Peris

DIRECTOR DE LA VOLTA A CATALUNYA

"Ni en el Vall d'Aran ni en 70 kilómetros encontrarás una cama libre"

Pero el impacto también es inmediato.Aunque la meta de este sábado estaba en Francia, la caravana ya hacía noche en Catalunya. . Y eso significan miles de habitaciones de hotel ocupadas. "Ni en el Vall d’Aran ni en 70 kilómetros a la redonda encontrarás una cama libre", explica Rubén Peris, director de la Volta a Catalunya, que ha servido de enlace al Tour para diseñar y gestionar esta etapa.

UN CANON DE OFERTA

Solo con los ingresos de las pernoctaciones del propio Tour se ingresarán unos 35.000 euros, con lo que ya se habrá recuperado una buena parte del canon que paga Vielha por albergar la salida de una etapa. Un canon de oferta (se dice que 130.000 euros a 80.000), porque fue el Tour el interesado en pasar por Catalunya. "Me llamaron en septiembre diciendo que tenían un final en Bagnères-de-Luchon y, al día, siguiente, un final en Andorra, así que estaban interesados en pasar por Catalunya. Era lo lógico", revela Peris a EL PERIÓDICO.

El propio Tour, que guarda buen recuerdo de la llegada a Pla de Beret en el 2006, fue quien propuso volver a Catalunya 

En ese sentido, la exitosa llegada a Pla de Beret en el 2006 jugó a favor de Catalunya. "Sin 2006, hoy no estaríamos hablando de esta etapa", opina el vicesíndic de Aran, Luis Carlos Medina. "El Tour puede apostar con tranquilidad por esta etapa porque en Catalunya somos un referente deportivo a nivel de participación, pero también en cuanto a capacidad organizativa", destaca el secretario general del Esport, Gerard Figueras

LA SEGURIDAD, CLAVE

El Tour se fía de Catalunya, en todos los sentidos. También en el de la seguridad, clave este año en la carrera francesa. Habrá 664 mossos d’esquadra movilizados, que se coordinarán con los 70 gendarmes que acompañan la carrera, más los agentes de seguridad propios del Tour. 

"El dispositivo policial va más allá de la organización de una prueba ciclista cualquiera, exige una atención organizativa extraordinaria", reconoció el director de los Mossos, Albert Batlle. “Hay una necesidad de prevención especial, pero no hay una preocupación por un posible atentado".

Nadie pone mala cara a la llegada del Tour. Ni siquiera las empresas de deporte de aventura del Pallars, que verán afectada su actividad por los cortes de carretera. Algunas incluso han ofrecido 'packs' para ver el paso del Tour y después hacer rafting por la Noguera.

¿Y cómo se ve este entusiasmo por una carrera ciclista desde la mirada del director de la Volta? "Con envidia, pero sana. El Tour tiene un potencial que ni soñamos. Que venga el Tour es bueno para los demás", reconoce Peris, que espera que se vea un bonito espectáculo. "Hemos diseñado una etapa preciosa, espectacular. Después, ya se sabe, depende de los ciclistas".

0 Comentarios
cargando