Froome es mucho Froome

El ciclista británico arrebata a Contador por dos segundos el liderato de la Vuelta a Andalucía

Chris Froome vence en solitario en la llegada en alto de Allanadas, en Jaén, en la Vuelta a Andalucía.

Chris Froome vence en solitario en la llegada en alto de Allanadas, en Jaén, en la Vuelta a Andalucía. / AFP / JORGE GUERRERO

1
Se lee en minutos
SERGI LÓPEZ-EGEA / BARCELONA

Qué no pare la música hasta el mes de julio. Qué Alberto Contador esté pendiente del calendario de Chris Froome. Qué el británico tenga en cuenta el orden de carreras del corredor español. Y que ambos, hasta que se dé la salida del Tour, en Utrecht, el 4 de julio, se apunten a las mismas carreras. Y peleen. Y se azoten. Que un día gane uno y que al siguiente responda el otro. Eso es puro espectáculo, del mejor, la esencia del ciclismo, el sueño de años, la intensidad constante, desde febrero, desde la primera pedalada.

Noticias relacionadas

La Vuelta a Andalucía, engrandecida gracias a estos dos genios del pedal, ha sido recompensada este año por un duelo sin tregua. Si el viernes fue Contador el que pasó al ataque, el que noqueó a Froome, el que cruzó por la cumbre de Haza Llana en primera posición, este sábado le tocó el turno a Froome, en un interminable último kilómetro hacia Allanadas, a las afueras de Jaén, donde muchos cicloturistas medios habrían tenido problemas para mantener el equilibrio sobre la bici, con porcentajes que llegaban al 21%.

El viernes Contador tomó 18 segundos a Froome. El sábado fueron 29 los que ganó Froome, porque Froome es mucho Froome, a Contador. Y con dos segundos de margen, el británico de Kenia es el nuevo líder de la ronda andaluza. Pero Contador, porque Contador es mucho Contador, podría haber dicho la última palabra. Esto es lo que se pensaría con una última etapa, este domingo, con los kilómetros finales en descenso o llanos, que debería ser un paseo para el jersey rojo de líder. Pero que Froome no se descuide. Con Contador a su sombra todavía puede haber carrera. Hay precedentes.