27 sep 2020

Ir a contenido

SALUD

Salut fortalece la atención primaria con un plan de medidas estructurales

El plan de fortalecimiento y transformación de los CAP's contempla incorporar 3.811 nuevos profesionales

La Generalitat prevé responder al 25 % de incremento de demanda sanitaria previsto el próximo año

El vicepresident del Govern de la Generalitat, Pere Aragonès, y la consellera de Salut, Alba Vergès, conversando con trabajadores sanitarios

El vicepresident del Govern de la Generalitat, Pere Aragonès, y la consellera de Salut, Alba Vergès, conversando con trabajadores sanitarios

El Departament de Salut explicó el pasado viernes cómo potenciará aún más uno de los ámbitos y pilares fundamentales del sistema nacional de salud de Catalunya: la atención primaria. Lo hará siempre con un plan de fortalecimiento de atención primaria, que va más allá del impacto que genera la covi-19 y que cuenta con una inversión total de casi 300 millones de euros hasta el 2022. Todo ello supone uno de los presupuestos más grandes que se han destinado a la atención primaria, clave para ser la puerta de entrada al sistema sanitario del país.

“Hoy establecemos las bases de un plan que tiene que revalorizar la atención primaria como la punta de lanza para frenar la pandemia y preservar la salud y el bienestar de toda la ciudadanía”. Con estas palabras definió el plan el vicepresident del Govern y conseller de Economia i Hisenda, Pere Aragonès, que lo presento conjuntamente con la consellera de Salut, Alba Vergés, y el director del Servei Català de la Salut (CatSalut), Adrià Comella. “Un plan que nos tiene que ayudar a reforzar la atención primaria como una herramienta imprescindible que nos ayude a convivir con la covid-19 con la máxima seguridad para todos y todas hasta que podamos disponer de la vacuna”, dijo Aragonès.

El vicepresident recordó que muchas de las modificaciones que se proponen ya estaban previstas y cuentan con un amplio consenso entre el sector. “Implican nuevas formas de trabajar y una reorganización de funciones”, remarcó. Para Aragonès, el objetivo es “avanzar hacia un modelo que sitúa la atención primaria en el centro del sistema sanitario”, porque “la atención primaria es uno de los ámbitos que quedó más afectado por la crisis del 2008 y que estamos revirtiendo desde el 2016”, concluyó.

Por su parte, la consellera de Salut afirmó que “era urgente y prioritario otorgar a la atención primaria el rol de eje vertebrador de todo el sistema”. La consellera explicó que el plan tiene dos velocidades: a corto plazo, con la gestión de la covid y, a largo plazo, “con la construcción de unos pilares sólidos” que permitan adaptarse a los cambios sociales y dar una mejor asistencia. 

Para el director del Servei Català de la Salut, el plan es absolutamente imprescindible y “tiene que servir para impulsar la transformación de la primaria en nuestro país. Es un plan que ya estaba previsto teniendo en cuenta el incremento de la demanda de los últimos años y que hemos acelerado a causa de la covid-19”. 

Por otra parte, Adrià Comella también se refirió a la incorporación de nuevos profesionales sanitarios. “El incremento que se plantea representa un 17 % del incremento de la plantilla en la atención primaria, pero no sería suficiente; no es una cuestión solo de manos sino también de invertir en renovación tecnológica y de cambios en los procesos de trabajo, para lograr ser más rápidos y aún más eficientes”. 

Fortalecer una primaria con demanda creciente

Una de las principales motivaciones para impulsar este plan coyuntural, y a la vez estructural, es el constante incremento de la demanda en la atención primaria, en un país que ha aumentado su población un 22 % en 18 años y donde casi el 40 % tiene problemas crónicos, gracias al hecho de que las enfermedades se curan o se cronifican en mayor medida. No obstante, la aparición de nuevas enfermedades -como la propia covid-19, en la que la primaria está haciendo una tarea ingente de control y contención- y las nuevas y cambiantes necesidades de salud de la ciudadanía agravan un mayor crecimiento de esta demanda.

De hecho, tres datos lo demuestran. El primero, es que el año pasado la actividad creció en 2,4 millones de visitas respecto el año 2018, llegando casi a 50 millones. El segundo, es que en enero y en febrero de este año (antes del inicio de la pandemia), la actividad ya había crecido un 2,7 % respecto el mismo periodo del 2019. Y el tercero, es que la primaria está atendiendo el 80 % de la demanda que está generando la covid-19, desplegando actividades de diagnóstico clínico (PCR’s y otras pruebas), participando en cribados masivos, identificando contactos estrechos de los casos que diagnostica y siguiendo casos asintomáticos y leves, entre otras.

Además, a partir de ahora, tendrá que incrementar más las funciones y actividades relacionadas con el coronavirus -como dar apoyo a las escuelas y hacer frente a las 500.000 PCR’s que tendrá que realizar la comunidad educativa- o no vinculadas con el virus -como garantizar la actividad aplazada, aplicar vacunas infantiles, atender la actividad habitual e incrementar las visitas relacionadas con la salud mental por el impacto de la pandemia. 

Por todo ello, la previsión de incremento de la demanda se espera que se sitúe alrededor del 25 % respecto el año anterior. En este escenario se debe garantizar que los profesionales, los procesos y la tecnología disponible aseguren la capacidad de atención. Por eso, para dar una respuesta rápida, adecuada y efectiva a los paciente es imprescindible dimensionar la atención primaria, respondiendo a la covid-19 y más allá de ella.

Un cambio de modelo y actuación en cuatro ámbitos

El plan plantea añadir profesionales de forma coyuntural para dar respuesta a la covid-19, así como también seguir reforzando la plantilla de profesionales. En este sentido, a parte de crecer en nombre y tipo de profesionales, el plan también supondrá ganar herramientas tecnológicas, optimizar y redefinir procesos de trabajo y habilitar espacios de trabajo dentro y fuera de los Centros de Atención Primaria (CAP).

En cuanto a los profesionales, su conocimiento para responder de forma más rápida y eficiente a todas las necesidades, la Generalitat plantea actuar desde dos vertientes:

Para abordar la covid-19, los equipos de atención primaria sumarán más de 1.400 profesionales para gestionarla desde tres niveles

  • Asistencial: reforzando las plantillas con más personal médico y de enfermería.

  • Informativo: con gestores covid y los referentes Covid Salut i Escola

  • Intervencionista: equipos de cribado poblacional para realizar PCR’s masivos en determinados núcleos y entornos poblacionales.

Para responder al aumento de la demanda y a las nuevas formas de abordaje de asistencia, se incorporan de forma estructural unos 2.400 profesionales de otras disciplinas para asumir tareas asistenciales que impacten en:

  • Una mejor asistencia, con perfiles capaces de resolver patologías crónicas y derivadas de la pandemia, como trabajadores sociales, nutricionistas y especialistas en salud mental. 

  • Una mejor atención al usuario, incorporando auxiliares de enfermería y administrativos orientados a la atención ciudadana.

  • Un soporte al profesional médico a través de una nueva figura: el asistente de equipo, que descargara a los facultativos las tareas administrativas.

En resumen, la incorporación de estos profesionales permite reorganizar las tareas administrativas y de gestión que no son propias de la tarea asistencial, para que médicos y enfermeros se centren en eso que solo pueden hacer ellos y que realmente aporta valor al paciente y al sistema.

Herramientas tecnológicas y habilitación de espacios

El plan también contempla invertir cerca de 5,5 millones de euros en necesidades de inversión tecnológica para garantizar una respuesta rápida y eficiente a la ciudadanía, especialmente en un contexto donde la digitalización y las alternativas a la visita presencial se han consolidado. Por ejemplo, para la mejora de la accesibilidad se reforzarán y se mejorarán las centrales telefónicas de CAP's, mientras que se adquirirán más equipos y dispositivos para incrementar la telemedicina y la atención a domicilio. El gasto tecnológico también llegará a los equipos de cribado territorial de pruebas PCR, mejorará programas de aplicativos móviles y abastecerá la atención asistencial a otros sectores, como el educativo, con la integración de bases de datos.

Por otro lado, el plan también prevé que estas nuevas inversiones requieran espacios nuevos, cercanos o ya existentes en los CAP’s para introducir los nuevos profesionales, para responder a las necesidades generadas por la covid-19, para hacer PCR’s, para atender la demanda pediátrica y para la actividad de vacunación, por ejemplo. Todo ello se hará de manera sectorizada y coordinada con las regiones sanitarias y los municipios.