CATALÀ DE L'ANY

Clara Segura: "Sin cultura la sociedad estaría huérfana"

Clara Segura, actriz candidata a Català de l’Any.

Clara Segura, actriz candidata a Català de l’Any. / ALBERT BERTRAN

3
Se lee en minutos
Marta Cervera
Marta Cervera

Periodista

ver +

Clara Segura (Sant Just Desvern, 1974) lleva años atrapando al espectador, ya sea en la distancia corta del teatro, donde ha protagonizado piezas como 'La treva', donde interpretaba a una fotógrafa de guerra, 'Conillet', monólogo de Marta Galán sobre una madre trabajadora desbordada por el que recibió el Premi Butaca, y 'Una giornata particolare', inspirada en el filme de Ettore Scola. Pero la popularidad le ha llegado con series como 'Porca misèria', 'Vinagre' y 'Nit i dia', su producción más reciente, donde encarna a Sara, forense un tanto peculiar. El estreno de la segunda temporada este lunes coincide con su participación en la Sala Barts en 'White rabbit red rabbit', una experiencia donde saldrá a escena a pelo y deberá improvisar sobre la marcha ante el público con un guion que le darán justo antes de ponerse bajo los focos. Le van los retos.

En el cine se ha prodigado menos, aunque trabajó con Alejandro Amenábar en el drama 'Mar adentro' y con Dani de la Orden en 'Barcelona, nit d'hivern', entre otros. "Tengo el cine en cuenta. Cada año intento al menos hacer una película". La última ha sido '100 metros', de Marcel Barrena.

Clara Segura

"Me interesa dirigir para trabajar las emociones de otra manera, sin tener que estar yo interpretando la obra"

Más amante de estar en la sala de ensayo que sobre la alfombra roja, Segura se ha abierto camino a base de perseverar, de vencer el miedo y tomar decisiones adecuadas siguiendo su instinto. La candidatura para Català de l’Any le llega en un momento dulce de su carrera profesional y de la vida en familia con sus dos hijos pequeños, Martí y Lluc, su mejor antídoto contra las ínfulas de la fama. "Me encanta que las candidaturas a Català de l'Any sean tan eclécticas. Para mí tiene más valor la de alguien que se dedica a salvar vidas aunque también lo tiene nombrar a personas de la cultura, especialmente de las artes escénicas, un sector muy maltratado por la subida del IVA cultural. Por fin han anunciado su reducción aunque no en el cine, algo injusto", critica la intérprete.

Más allá de los aplausos, se siente orgullosa de la vertiente social de su trabajo. "Nosotros acompañamos a la gente en su espacio interior. Leer un libro, escuchar una ópera, un concierto o acudir al teatro es una manera de alimentar el alma. Nuestro trabajo contribuye a dulcificar la existencia o a revolucionarla. Sin cultura la sociedad estaría huérfana".   

En estos momentos está preparando 'Bodas de sangre' su primera obra de  Lorca si no tenemos en cuenta una sustitución que realizó al principio de su carrera en 'El amor de Don Perlimplín con Belisa en su jardín'.  "Tengo muchísimas ganas de interpretar un 'lorca' porque, aunque mi primera lengua es el catalán, como nieta de murcianos el castellano también tira mucho. Llevo varias culturas dentro y siento a Lorca muy cerca de mí", afirma. A las órdenes de Oriol Broggi, director con quien ya trabajó entre otros en 'Incendis', epopeya moderna de Mouawad, y 'Electra', tragedia griega de Sófocles, prepara un montaje singular que se estrenará en junio en la Biblioteca de Catalunya. "Todo el elenco interpreta a varios personajes. La novia, por ejemplo, puede ser hasta tres personas diferentes. No pretende resaltar a los personajes sino aquello que dicen, la historia".        

En el futuro le gustaría trabajar detrás de las bambalinas y dirigir puestas en escena. "No sé cuándo podré hacerlo pero llegará. Me interesa trabajar con las emociones de otra manera, sin tener que estar yo interpretando la obra".  

Noticias relacionadas

Vota por Clara Segura como Català de l'Any.

Radiografía