En la zona alta

La barra del 7 Portes Galvany: el universo 7 Portes sale de casa por primera vez

  • El histórico restaurante abre por primera vez en 185 años un negocio fuera de su ubicación en los Porxos d’en Xifré: el segundo La barra del 7 Portes, el 'hijo' informal que sirve platillos y arroces, se instala en Sarrià-Sant Gervasi

Fideuá de La barra del 7 Portes Galvany.

Fideuá de La barra del 7 Portes Galvany.

1
Se lee en minutos
Ferran Imedio
Ferran Imedio

Periodista

ver +

Que un restaurante abra en la misma ciudad un segundo local con el mismo nombre y la misma oferta gastronómica no debería ser noticia. Pero el caso que nos ocupa lo es. De hecho, casi podría catalogarse de acontecimiento histórico sin miedo a parecer una exageración porque estamos hablando del 7 Portes, que ha cumplido 185 años.

Hace dos abrió La barra del 7 Portes en la parte de atrás del edificio, que da a la calle de reina Cristina, para servir una veintena de los 80 platos de la 'casa gran' pero con un formato más pequeño para que se puedan compartir.

La barra del 7 Portes Galvany

Amigó, 53. Barcelona


Teléfono: 931 37 92 62.


Precio medio (sin vino): 20 €

Ahora, por primera vez en casi dos siglos, sale de su ubicación original en los Porxos d’en Xifré, para instalarse lejos del mar, más allá de la Diagonal (Amigó, 53). Una buena manera de celebrar el 185º aniversario.

Interior del restaurante La barra del 7 Portes Galvany.

/

El guiño del suelo de damero

La barra del 7 Portes de la zona alta, junto al mercado de Galvany, cuenta con dos pisos y, como guiño y homenaje a la casa madre, tiene el suelo de damero, las mesas blancas y el granate en las paredes.

Allí siempre puedes pedir ensaladilla rusa, croquetas, buñuelos de bacalao, calamares a la romana, canelones trufados, fideuá y, por supuesto, un clásico del 7 Portes: el arroz Parellada, del que calculan haber vendido 7 millones de unidades.

Noticias relacionadas

Y, según la temporada, platos -ahora que estamos en otoño- como crema caliente de calabaza o croquetas de setas. Los postres se elaboran 'in situ' y hay 10 referencias de vinos a copas.

El nuevo restaurante no solo quiere ser un sitio al que ir a comer tapas, platillos y arroces. También acogerá maridajes, catas de vinos y otras actividades gastronómicas.