Selección segura

7 buenos restaurantes que deberías conocer antes de que acabe enero

  • Cada semana visitamos uno, dos, tres establecimientos para escribir sus respectivas crónicas. Aquí tienes unos cuantos muy recomendables

La costilla madurada de vaca, con ’gírgola de castanyer’ y puré de patata.

La costilla madurada de vaca, con ’gírgola de castanyer’ y puré de patata. / Laura Guerrero

3
Se lee en minutos
Cata Mayor

Los redactores de 'Cata Mayor' no paramos. Siempre en busca de restaurantes que vale la pena conocer... y recomendar. Porque esta es nuestra misión: aconsejarte establecimientos cuya oferta gastronómica merecen una visita.

Y esta es nuestra selección para el mes de enero. Siete buenos restaurantes que deberías pisar antes de que acabe el mes. ¡Buen provecho!

Prodigi

Jordi Tarré, formado en Barcelona e Inglaterra, acaba de abrir y es capaz de platos afilados y de postres con pegada como un helado de judía perona, puré de manzana granny smith, crema de fruta de la pasión, caqui, menta y licuado de la misma judía que el joven chef, de 25 años, considera el alma de lo que quiere contar. Si quieres saber más, aquí tienes toda la información sobre Prodigi.

El sorbete de judía perona y puré de manzana.

/ Laura Guerrero

Sta. Fe

Este restaurante junto a la iglesia de Sant Gregori Taumaturg mueve montañas de parroquianos en busca de estos 'ssams', 'rolls' y otros platillos más clásicos, bien elaborados y de sabores potentes, como la ensaladilla rusa de langostino, el bikini trufado de mozzarella y jamón ibérico y el 'tartar' de tomate. Hay más, y lo puedes leer en la crónica que escribimos en su día de Sta. Fe.

'Roll' de bogavante del restaurante Sta. Fe.

/

Bar Chiqui / Grado Sushi

Sobre la entrada, el cartel clásico: ‘Bar Chiqui, tapes, entrepans’. Y debajo, y en un lateral, un luminoso en mayúsculas: SUSHI. En realidad, debería decir Grado Sushi, que es el nombre completo. Pero ¿Bar Chiqui o Grado Sushi? Ambos porque se trata de uno de esos lugares que surgen con naturalidad empujados por la catástrofe. Y qué sirven en este local con doble personalidad. Para resumir: el primero vino a granel, latas y bocatas, y el segundo, una carta japonesa y un menú de mediodía. Y para concretar, aquí tienes la crónica de Bar Chiqui / Grado Sushi.

El 'nigiri' de anguila con fuagrás.

/ Joan Cortadellas

Gala

Este restaurante ha tardado menos y nada en convertirse en uno de los restaurantes de moda. Propone una solvente carta mediterránea con un apartado de 'sushi' en un entorno animado al que no le falta ni un tíovivo. Uno de esos lugares donde pasarlo realmente bien. Quien quiera la foto para su Instagram ahí tiene la atracción de la entrada, la nariz daliniana del patio interior o la biblioteca con chimenea. Y quien quiera buenos platos y buen servicio, los va a tener. Consulta aquí más secretos del éxito de Gala.

Lubina con verduritas.

/

Allium

Luca Marongiu ha abierto restaurante en Mataró, donde combina lo popular con platos singulares con los que demuestra una gran personalidad. Quien no conozca a Marongiu, baste un par de restaurantes en los que demostró su talento: Els Garrofers y Zero Patatero. Lo mismo hace aquí, como demuestra con platos como el 'pithivier' de pichón con trompetas de la muerte y la cebolla 'coulant' son dos de los 'hits' de Allium.

La cebolla con corazón cremoso.

/ Sergi Conesa

Taberna Ikoya

Frente al mercado de Santa Caterina, estaba el vasco Orio, de Sagardi, vertiginosamente transformado en dos meses en la taberna japonesa, con 150 plazas y terraza. Ahora está esta taberna fruto de la alianza japovasca de Hideki Matsuhisa e Iñaki López de Viñaspre que tiene una ‘robata’ como pieza principal de la escena. Si quieres saber cómo manejan las brasas, puedes leer aquí la crónica sobre Taberna Ikoya.

La versión del 'sukiyaki' con wagyu a la brasa de Ikoya.

/ Manu Mitru

Ultramarinos Marín

Y acabamos con un restaurante que ya había aparecido en la selección de restaurantes que visitar antes de que acabara octubre. Pero vuelve a salir por una potente razón: ha sido escogido por los lectores de 'Cata Mayor' como el mejor restaurante abierto en 2021 en Barcelona. Razones tiene para hacerse con el trono, y este crónica de la visita que hizo Pau Arenós a Ultramarinos Marín sirve para entender que era un buen candidato a la victoria final.

La patata asada de Ultramarinos Marín.

/ Laura Guerrero