'Sapore italiano'

Grosso Napoletano: las pizzas sin complicaciones también están buenas

  • La cadena que triunfa en Madrid aterriza en Barcelona con sus ruedas finas y elásticas de bordes gruesos que hacen en sus dos hornos de piedra con ingredientes traídos de Nápoles

Varias de las pizzas de Grosso Napoletano.

Varias de las pizzas de Grosso Napoletano. / Jorch Alon

2
Se lee en minutos
Ferran Imedio
Ferran Imedio

Periodista

ver +

Hacía tiempo que se oía hablar de Grosso Napoletano en Barcelona. El aroma del éxito de sus pizzas llegaba cada dos por tres, desde que abrió el primer local en la capital española. Allí ya hay 12, más otro en València.

Este 2021, ha sido reconocida como una de las 10 mejores cadenas de pizzerías artesanales del mundo según 50 Top Pizza (es la única española que figura en este prestigioso 'ranking'), en 2020 fue 'top 10' europeo y en 2019 su establecimiento de Santa Engracia fue escogido como la mejor pizzería napolitana de España.

Unas credenciales tan redondas como las piezas que preparan en su flamente local de la ciudad catalana, donde antes estaba Casa Paloma (Casanova, 209).

La entrada de la pizzería Grosso Napoletano, con los dos hornos de leña donde hacen las pizzas.

/ Jorch Alon

Expectativas altas que, sin embargo, no decepcionan. Te reciben dos hornos de piedra fabricados a mano en Nápoles, donde se cuecen a 600 grados las pizzas alimentados con leña. En poco más de un minuto están hechas. Un viaje a Nápoles instántaneo. 'Benvenuto' a las 'Napoli rules' que te anuncian desde el neón de la entrada.

Precios asequibles

Esas reglas, resumidas, son las siguientes: las pizzas solo se elaboran con productos de aquella ciudad y solo las preparan 'pizzaiolos' napolitanos. Masas de doble fermentación con harina 00 italiana para unas ruedas finas finas finas y elásticas, con bordes gruesos y esponjosos. En pleno 'boom' pizzero gourmet, que nadie busque alta cocina, sino piezas bien hechas, sencillas, a precios asequibles y en un espacio de agradable estética industrial y moderna (incluso en unos lavabos que parecen salidos de una discoteca de moda).

Newsletter Cata Mayor

Pau Arenós te cuenta cada semana los secretos mejor guardados para disfrutar del buen comer dentro y fuera de casa.

Suscríbete

Es obligado pedir la Margarita, tótem del universo pizzero napolitano, pero no hay que olvidar la Diavola, con tomate San Marzano, salami no muy picante y 'mozzarella', ni la Borghese, con una suave crema trufada ('tranquilxs', que no es de las que te acompaña el resto de la semana), 'mozzarella', champiñones y 'speck' (embutido ahumado). Como entrantes, 'burratina' con tres tomates horneados y pesto de albahaca, y carpacho de calabacín marinado a la menta, con ricota, tomate seco y cebolla china.

Noticias relacionadas

Para beber, gran variedad de cervezas (sí, también tienen artesanales italianas), unos pocos vinos y cuatro cócteles clásicos.

El precio medio ronda los 18 euros, y los mediodías de lunes a jueves ofrecen un menú que incluye pizza, bebida y postre o café por 11,90 euros.