Selección de experto

Las 5 mejores patatas bravas de Madrid

Edu González, que por sus perfiles de Instagram @bravasmadrid y @bravasbarcelona ha probado más de mil raciones de esta tapa icónica, elige sus cinco favoritas de la capital

Las patatas bravas de Bodega La Ardosa de Santa Engracia.

Las patatas bravas de Bodega La Ardosa de Santa Engracia. / @BravasBarcelona

Se lee en minutos

No hay en España un experto sobre el mundo de las patatas bravas como Edu González. Es el responsable del blog www.bravasbcn.com y de las cuentas de Instagram @bravasmadrid y @bravasbarcelona, en los que analiza casi científicamente esta tapa icónica que prueba en los centenares y centenares de bares y restaurantes que visita.

Newsletter Cata Mayor

Pau Arenós te cuenta cada semana los secretos mejor guardados para disfrutar del buen comer dentro y fuera de casa.

Suscríbete

Lleva 12 años con esto, así que nadie mejor que él para que nos haga una selección de las que, a su juicio, son las cinco mejores patatas bravas de Madrid. O, mejor dicho, las cinco que más le gustan.

Edu González, de @BravasBarcelona, expertísimo en patatas bravas.

/ Ferran Nadeu

Edu González no solo valora que "estén muy buenas", sino que también tiene en cuenta el entorno y el precio. "Lo importante es el conjunto final", explica esta eminencia a la que le gustan las bravas picantes. Por eso su número uno es para las de Bodega La Ardosa de Santa Engracia (en la foto que abre el reportaje).

1. Bodega La Ardosa de Santa Engracia

"Bravas madrileñas clasiquísimas"

"Patatas bravas madrileñas clasiquísimas las que sirve esta vermuteria clasiquísima, viejuna, muy castiza. Está en el barrio de Chamberí. La salsa lleva un poco de tomate, muchas especias y un poco de caldo de gallina, y la patata agria, pequeñita, se hace en dos cocciones. Pican".


2. Docamar

Las patatas bravas de Docamar.

/ @BravasBarcelona

"Dicen que son las mejores de Madrid y las más famosas del mundo"

"Mítico restaurante en el barrio de Quintana, muy tradicional. Todo el mundo dice que son las mejores de la ciudad y las más famosas del mundo junto con las del Bar Tomàs de Barcelona. Se trata de una patata monalisa muy grande y no muy crujiente, algo que llama la atención. La salsa es la tradicional madrileña, con recuerdos a caldo, muy poco tomate y predominio de pimentón de la Vera. Por cierto, la receta de la salsa es ultrasecreta y, si te interesa, te la venden".


3. La Sucursal de Chamberí

Las patatas bravas de La Sucursal de Chamberí.

/ @BravasBarcelona

"Los gajos son absolutamente inmensos"

"Aquí, los gajos de patata agria son absolutamente inmensos, talla XXXXL, descomunales, casi absurdos, exagerados. Si los cortas aún te quedan unos trozos enormes. Las patatas son muy crujientes, hechas en dos tiempos, conservan la piel y se presentan un poco 'a la catalana', es decir, vienen con 'allioli', algo raro en la capital. Me gusta la salsa brava reducidita, con recuerdos a pimentón ahumado y el 'allioli' clásico. No pica mucho".


4. Taberna dNorte

Las patatas bravas de dNorte.

/ @BravasBarcelona

"El aceite con restos de ñora sobre las patatas es muy 'food porn'"

"Patata agria hecha en dos tiempos, con un corte de tamaño medio. Aunque los responsables de Taberna dNorte son de origen palentino, hacen bravas con 'allioli' y las decoran con aceite picante, que es un infusionado de especias en el que predomina la ñora. De hecho, si lo echas sobre las patatas deja sus restos sobre la salsa, algo muy 'porn food', muy intagrameable porque siempre queda bien en la foto".


5. Café Comercial

"Lo más curioso es que llevan 'allioli' de madroño, algo muy castizo"

Noticias relacionadas

Las patatas bravas de Café Comercial.

/ @BravasBarcelona

"Local supermítico de Madrid porque es un lugar precioso que cerró en su día y ha reabierto con una virguería: unas bravas con patata agria en dos tiempos y un tomate muy reducido, con predominio de pimentón de la Vera. Lo más curioso es que llevan un 'allioli' de madroño, algo muy castizo, que es dulzón y recuerda un poco al membrillo o a la pera. Eso sí, son muy caras".