Al aire libre

4 terrazas para dar la bienvenida a la primavera en Barcelona

  • ¿Verdad que apetece comer bien en un espacio al aire libre tranquilo y agradable ahora que llega el sol y el buen tiempo? Pues toma nota de nuestras propuestas

La terraza del restaurante Benzina, en Barcelona.

La terraza del restaurante Benzina, en Barcelona. / JORDI COTRINA

Se lee en minutos

Cata Mayor

La primavera ya está aquí, así que más vale irse entrenando en el noble arte del terraceo y visitar estas cuatro buenas terrazas de restaurantes que os recomendamos desde Cata Mayor: se come bien y se está muy a gusto porque son tranquilas, agradables, se está al aire libre...

Da igual que estén a ras de suelo o con grandes vistas de la ciudad. ¿Verdad que apetece?

Martínez

Para tener buenas vistas, sube a Montjuïc, junto al Hotel Miramar. Allí, Martínez (carretera de Miramar, 38) te permitirá gozar, en la parte que da al mar (sean los balcones o la terraza misma), de una panorámica sensacional, con toda Barcelona y el Mediterráneo a tus pies.

La terraza del restaurante Martínez.

/ Danny Caminal

Todo el restaurante es exterior, aunque gran parte de la estructura está a cubierto; hay interior, claro, pero no es para los comensales sino para la cocina y los servicios.

Entrantes como anchoas, ensaladilla rusa, croquetas, buñuelos de bacalao, almejas a la marinera, gambas, principales como la sopa de pescado, la cazuela de bogavante y rape, el lenguado, el rodaballo, el mero... y arroces (¡hay una decena!). Siempre usan pescados de lonjas catalanas y gallegas y las verduras son ecológicas y de proximidad.

Más información sobre el restaurante Martínez, aquí.


Benzina

La terraza del restaurante Benzina, en Barcelona.

/ JORDI COTRINA

En el epicentro gastronómico de Sant Antoni está Benzina (pasaje de Calders, 6), que ocupa el espacio del restaurante Lando. Allí puedes disfrutar de los espaguetis a la carbonara, uno de los Grandes Éxitos de Benzina. Y ese allí puede ser en su interior luminoso y espacioso de techos altos, o en su terraza a pie de pasaje.

Un lugar tranquilo, agradable, sin ruidos de coches, donde pedir platos de la gastronomía italiana que a menudo incorporan "cosas nuevas", como explica Badr Bennis, responsable del restaurante.

Buen ejemplo de ello son los 'linguine aglio, olio' y 'peperoncino', bogavante, aguacate y aceite de cardamomo. Puedes leer aquí la crónica de la reciente visita de Pau Arenós a Benzina.


Els Pescadors

La terraza del restaurante Els Pescadors.

/

Els Pescadors lleva abierto desde 1980 en la plaza de Prim, 1, una de las más coquetas y encantadoras de Barcelona.

Cuando te sientas en su terraza, no parece que estés en una gran ciudad: tranquilidad absoluta mientras contemplas tres bonitos ejemplares de bellasombra y una fuente, y las casitas blancas alrededor. Es como saltar al pasado; no en vano, aquella es una de las zonas más antiguas del barrio industrial, pues data de 1851, y fue lugar de residencia y encuentro de pescadores y obreros.

El restaurante sirve cocina marinera inspirada de las recetas que se elaboraban en los pueblos de pescadores, sin artificios pero trabajada con productos de proximidad de máxima calidad.

Si quieres saber más sobre Els Pescadors, clica aquí.


Tram Tram

La terraza del restaurante Tram Tram.


/

Te puede interesar

La terraza interior de Tram Tram, en la parte trasera de este restaurante de Sarrià que antes fue una casa particular (Major de Sarrià, 121), tiene el encanto de lo pequeño. Allí, Isidre Soler, que aprendió de 'cracks' como Josep Maria Boix, Fermí Puig, Ferran Adrià y Santi Santamaria, despliega una cocina mediterránea tradicional con alguna que otra técnica de vanguardia, pero sin pasarse, y repostería propia.

La terracita es cuca, con escaleritas, macetas, paredes revestidas de vegetación... Todo ello le aporta una atmófera especial a este diminuto espacio que apenas tiene cabida para siete mesas. Así se come en Tram Tram.