Sabores amables

Little Andaman, un viaje a la cocina de la costa sur de la India

  • Este nuevo restaurante del Eixample propone platos para compartir menos potentes y picantes y con más pescado y marisco que los de la gastronomía hindú que conocemos

Carabineros al vapor.

Carabineros al vapor. / Alex Froloff

Se lee en minutos

Poca gente habrá estado en las islas Andaman, un minúsculo archipiélago entre la India y la costa de Birmania y Tailandia. Pero una visita al nuevo restaurante Little Andaman (Muntaner, 182) sirve para hacerse una idea de cómo es la cocina costera del sur de la India: más pescado, más marisco, menos picante, otras especias, más coco... Lo que se estila en las provincias de Goa, Gujarat, Kerala, Andhra Pradesh... Nada que ver con la idea que se tiene de la gastronomía hindú, de sabores mucho más potentes. De hecho, las islas Andaman son las que están más lejos de la India continental.

Encontrarás aquí platos amables que se adaptan bien a nuestro paladar por su suavidad. Exotismo sin extremismo. Una filosofía que se traslada a la decoración del local, sobria, elegante y con un aire tropical pero sin pasarse (hasta el verde de las paredes es más bien pálido).

En Little Andaman, un proyecto de los propietarios de Bembì (Consell de Cent, 377) y Rangoli (paseo de Joan de Borbó, 78, temporalmente cerrrado por la pandemia), se apuesta por platos para compartir, como los (mal)llamados 'nachos indios', que recuerdan al icono del 'tex-mex' por esos chips de arroz y de lentajas que se parecen a la tortilla maíz frita y porque puedes acompañarlos con pico de gallo, además de salsas de yogur y 'chutneys' de varios sabores. Un buen aperitivo para atacar a continuación otra propuesta de aspecto mexicano: un 'wrap', que parece un taco, de cordero mechado con salsa de yogur y de cilantro.

Cazuela de pescado y marisco.

/ Alex Froloff

Pero la cocina costera del sur de la India tiene personalidad propia, como esa merluza al horno envuelta en una hoja de plátano marinado en salsa de tamarindo, jengibre y azúcar de caña que tiene un irresistible punto dulzón. En el apartado marinero, también hay que destacar la cazuelita con pescado blanco, mejillones, calamares y gambas, con una salsita de coco para mojar arroz basmati (o pan 'naan'), y los carabineros al vapor con sésamo, cilantro y chiles que vienen a ser como unas gambas al ajillo asiáticas.

Noticias relacionadas

De entre las carnes, hay que pedir el 'sorpotel', un potente estofado de pierna de cordero que se hace en Goa.

Para beber, además de vinos y cervezas, preparan refrescos caseros aderezados con menta, lima, cilantro, jengibre, cúrcuma... y cócteles de autor. Además de la carta, tienen tres menús degustación: dos de 25 euros (uno de ellos, vegetariano) y uno de 30. Y menú de mediodía laborable por 15,90 euros.