Cinco buenas propuestas

¿No sabes qué llevarte para comer a la playa? Mira estas recetas y no te calientes la cabeza

 Ambiente en la playa de Sant Miquel y la Barceloneta, mediodia de un sabado, bares y terrazas llenas.

Ambiente en la playa de Sant Miquel y la Barceloneta, mediodia de un sabado, bares y terrazas llenas. / RICARD CUGAT

3
Se lee en minutos
Jordi Muñoz

Para los amantes de la playa, pasar el día cerca del mar es una bendición. Sin embargo, no siempre resulta fácil encontrar el menú perfecto para poder comer en la arena. Es por ello que muchos usuarios optan por comer directamente en los chiringuitos y evitarse problemas de comodidad.

Noticias relacionadas

Eso sí, para aquellos que quieren comer bajo la sombrilla hay platos que son ideales para llevarlos en una pequeña neverita y disfrutarlos en la toalla sin la necesidad de gastarse dinero. Comidas fáciles de llevar, sin mucho tiempo de preparación y que alegran el día a cualquier bañista.

Así, te proponemos cinco recetas para degustar en una jornada de playa:

Ensalada de arroz

Las ensaladas son siempre opciones acertadas para el verano, ya que se pueden comer sin calentarlas, son fáciles de transportar en un envase y suelen ser comidas ligeras que sientan bien antes de darse un baño en la playa.

En concreto, la ensalada de arroz puede ser la opción perfecta para estos casos, ya que combina las proteínas del arroz con el sabor de los distintos vegetales. Los ingredientes son muy variados según la receta, aunque para esta ocasión te proponemos los siguientes: arroz, tomate, atún, palitos de cangrejo y pimiento asado.

Los pasos son muy sencillos: cocer el arroz, dejarlo enfriar y añadirle el resto de ingredientes para que coja sabor. Un plato ideal para la playa y también para llevarse al trabajo.

Tortilla de patata

La tortilla de patata es un clásico de los menús playeros. Se puede comer fría y llevar cómodamente en una pequeña nevera, así como se presta a combinar con otros platos. Más allá del eterno debate sobre si debe llevar cebolla o no, es una opción sencilla que puede quedar muy bien siempre y cuando se sigan los pasos adecuados.

Para esta lista optaremos por la receta del chef Rafuel, para la que tan solo se necesitan cinco ingredientes: huevos, patatas, sal, cebolla y aceite de oliva.

Recetas fáciles con el chef Rafuel: tortilla de patatas. / Zeta Media Lab

Empanada casera

Al igual que la tortilla, la empanada es una opción que se adapta perfectamente a la playa y a las temperaturas veraniegas. La clave, en este caso, está en acertar con el relleno. Una gran elección es apostar por un relleno de atún, salsa de tomate, cebolla, pimiento, aceite de oliva y sal.

En caso de no querer preparar la masa hay varios supermercados que las venden ya hechas, aunque nuestro consejo es que sigan los pasos recomendados en la receta casera de EL PERIÓDICO.

Sándwich de atún

El sándwich de atún es una receta idónea si no quieres pasar demasiado tiempo en la cocina antes de ir a la playa. Se trata de un bocadillo con mucha historia y que es muy común consumirlo 'para llevar', así que tiene las condiciones necesarias para poder llevarlo cómodamente en la bolsa de la playa.

Además, utiliza ingredientes baratos y fáciles de digerir. Una de las combinaciones posibles es: pan de molde, atún, mayonesa, lechuga, tomate y zanahora rallada. Sin embargo, también se podrían añadir otros alimentos según los gustos de cada comensal, como las aceitunas o la remolacha.

Un sándwich de atún.

/ EP

Burrito de pollo con queso

En caso de no querer optar por el típico bocadillo, otra opción para llevar a la playa es el burrito de pollo. Fácil de llevar a cualquier lado, sabroso y original. Puedes hacerlo con algún queso (por ejemplo, manchego) y acompañarlo de más ingredientes en función del sabor que quieras conseguir.

Los pasos son muy simples: En primer lugar, deberás cortar el pollo en pequeños trozos y cocerlos a la sartén. Una vez estén hechos, se mezclan los pedazos con el resto de ingredientes (queso, pimientos y cebolla, por ejemplo) para que los sabores se combinen. Finalmente, simplemente deberás enrollarlo con la masa del burrito y estará listo para consumir.