Receta tradicional

Así puedes preparar un Roscón de Reyes clásico perfecto

  • Si sigues paso a paso esta preparación, este dulce tan popular en Navidades te quedará de cine

Roscón de Reyes.

Roscón de Reyes. / iStock

2
Se lee en minutos
Javier Sánchez

No hay nada como un buen roscón de Reyes jugoso, aromático y sabroso. Hacerlo en casa, siguiendo una receta de confianza, es garantía de éxito. Esta de la chef Marina Rivas, coautora junto a Inés Ortega -hija de la mítica Simone Ortega- de los nuevos libros de la saga '1.080 Recetas', es a prueba de fallos. 

Esta es la receta para un roscón clásico, pero Marina Rivas explica que "puede partirse por la mitad y rellenarse con crema pastelera, crema de chocolate o nata montada...". En caso de que no se coma entero, se puede aprovechar para los días siguientes y "servirlo tostado para el desayuno". ¡Un roscón de Reyes nunca se desaprovecha!

Noticias relacionadas

Ingredientes

  • 600 g de harina

  • 3 huevos (uno para dorar la masa)

  • 100 g de mantequilla en pomada

  • 75 g de azúcar

  • 3 cucharadas soperas de agua de azahar

  • 1 vaso y medio de leche

  • 25 g de levadura de panadería

  • Un pellizco de sal

  • Frutas confitadas

  • Almendra laminada

  • Una sorpresa

  • ¡Y el haba!


Preparación

  1. Templar medio vaso de leche y derretir en él la levadura.

  2. Poner en un cuenco ocho cucharadas soperas de harina y añadir la leche con la levadura. Amasar bien y dejar en un sitio templado (esto es muy importante), cubierto con un trapo espeso hasta que aumente al doble de su volumen (más o menos, una hora y media).

  3. En otro cuenco con el resto de la harina, hacer un hueco en el centro y echar la leche, dos huevos batidos como para hacer una tortilla, el azúcar, la sal y el agua de azahar.

  4. Amasar y pasar a una mesa ligeramente espolvoreada con harina, continuar amasando e ir añadiendo varias veces la mantequilla blanda.

  5. Cuando la primera masa esté levada, unir con esta segunda masa.

  6. Dejar en reposo la mezcla de las dos masas, tapada con un paño grueso durante unas cuatro horas en un sitio templado.

  7. Untar la chapa del horno con mantequilla. Hacer una bola con la masa. Mojar ligeramente las manos y, con el puño, formar un hueco en el centro para dar forma al roscón, dejando un agujero en el centro.

  8. Batir el tercer huevo como para una tortilla. Pincelar con una brocha todo el roscón.

  9. Adornar con las frutas y las láminas de almendra. Introducir por la parte de abajo la sorpresa y el haba.

  10. Calentar el horno a 200 grados solo por abajo. Meter la chapa con el roscón a media altura en el horno, durante 45 minutos más o menos.

  11. En caso de que no se dore por la parte de arriba, poner a gratinar cinco minutos hasta que coja color.

  12. Sacar la chapa del horno y, cuando el roscón esté templado, despegar con la ayuda de un cuchillo redondo.