Recetas

Cómo hacer bechamel sin grumos

Aunque su elaboración parezca 'a priori' muy sencilla, hacerla bien no es tarea fácil

Cómo hacer bechamel sin grumos

ShutterStock

1
Se lee en minutos
Cata Mayor

Una deliciosa bechamel mejora cualquier receta. Hay que tiene la técnica perfeccionada y consigue siempre que le quede perfecta, pero no todo el mundo logra prepararla sin grumos.

La bechamel se usa para hacer lasaña, canelones, mejillones rellenos, musaka, pechugas a la Villaroy o unas clásicas croquetas y siguiendo unos simples consejos podemos hacerla como un auténtico profesional de la cocina.

Ingredientes

  • 500 g de leche

  • 40 g de mantequilla

  • 40 g de harina

  • 1 clavo

  • 1/2 cebolla

  • 1 hoja de laurel

  • Sal

  • Nuez moscada

  • Pimienta (blanca o negra)

Noticias relacionadas

Elaboración

  1. Verter la leche en una olla, con una hoja de laurel, la media cebolla y el clavo para aromatizar, y poner a hervir.

  2. Cuando hierva la leche, retirarla del fuego y dejarla reposar durante unos 10 minutos para que los sabores se mezclen bien.

  3. En otra cazuela, añadir la mantequilla a fuego medio y esperar a que se derrita, removiendo con una varilla. Una vez derretida agregar la harina y mezclar todo bien hasta que quede como una especie de masa. Seguir mezclando durante unos dos o tres minutos para que la harina se cueza bien.

  4. Apartar del fuego y añadir la leche pasándola por un colador, quitando el laurel, la cebolla y el clavo.

  5. Mezclar todo y ponerlo de nuevo al fuego, a media temperatura, sin parar de remover durante tres minutos.

  6. Añadir sal, nuez moscada y pimienta al gusto.

  7. Si nos gusta la bechamel más espesa, solo tenemos que dejarla cocer durante unos minutos más sin parar de remover.