Las 9 recetas de
Carme Ruscalleda
para 9 tomates
de temporada

Las 9 recetas de
Carme Ruscalleda
para 9 tomates
de temporada

La chef muestra cómo preparar este producto para disfrutarlo en su mejor momento de sabor y de calidad

La temporada de verano arranca este año con una buena noticia para los amantes del buen comer (y del comer saludable): los tomates están que se salen. Las lluvias de la primavera han asegurado la producción en Catalunya, después de dos cosechas mermadas por la sequía, y los precios de este alimento, que ahora se encuentra en su mejor momento de sabor, se han estabilizado. Para disfrutarlos, la chef Carme Ruscalleda nos enseña cómo preparar nueve variedades distintas de tomate con nueve aliños sencillos que potencian su calidad.

Estos son los nueve tomates:

UN PLATO CON TOMATE DE RAMA

Ingredientes:
● Pétalos desecados de un tomate de rama
● Tomillo

Es una receta laboriosa, pero que, sin duda, compensa. Lo primero es hacer una cruz al tomate en crudo, introducirlo en agua hirviendo y, cuando veamos que reacciona la cruz, sacarlo y pelarlo. Se cuartea, se hacen los pétalos, se colocan encima de la bandeja del horno con algo de espacio entre unos y otros, y con una pizca de sal, azúcar y tomillo, se mete dentro del horno un par de horas a 100 grados de temperatura. Carme Ruscalleda lo acompaña con gelatina hecha a partir de una infusión de tomillo y alguna que otra hojita de tomillo limonero.

UN PLATO CON TOMATE DE VERDE DE ENSALADA

Ingredientes:
● Tomate verde clásico
● Pepino
● Fresas
● Almendras

Este es el tomate más habitual en las ensaladas de verano. Mezclado con pepino, fresa y almendras, y acompañado con una vinagreta de mostaza, se convierte en un platillo fresco y crocante. Un par de consejos: cuanto más maduro el tomate, más dulzor tendrá la combinación; y mejor pelarlo. Estos tomates tienen cada vez la piel más dura como una especie de reacción natural a las altas temperaturas, así que comerlo pelado es mucho más agradecido.

UN PLATO CON TOMATE CHERRY

Ingredientes:
● Tomate cherry
● Olivas negras
● Queso de cabra de la Garrotxa

El tomate Cherry es uno de los más utilizados, en general, ya que se puede encontrar en muy buenas condiciones durante todo el año. Suma en casi cualquier ensalada, aunque, en este caso, es el protagonista. La propuesta es acompañarlo con un queso de cabra de la Garrotxa cortado a dados, un par de olivas negras también servidas a trozos y una vinagreta mixta de limón y mostaza.

UN PLATO CON TOMATE ROSA BARBASTRO

Ingredientes:
● Tomate Rosa Barbastro
● Manzana
● Olivas verdes
● Cebollino

Los nutricionistas nos están alertando desde hace tiempo de que tenemos que empezar a comer por la vitamina. Poner fruta fresca en la ensalada es una forma muy fácil de hacerlo. En este caso, la propuesta es combinar el tomate rosa Barbastro con manzana, que le dará el punto dulce al plato. El toque final es añadir un poco de cebollino.

UN PLATO CON TOMATE MONTEROSA

Ingredientes:
● Tomate Monterosa
● Melocoton blanco
● Olivas verdes
● Mâche (canónigos)

Este es un tomate muy apreciado, con una pulpa tirando a feculosa. Combinarlo con un poco de melocotón le dará al plato un punto de acuosidad muy agradecido. El Mâche, una versión en miniatura del canónigo, le aporta a la mezcla el 'toque hoja', que dice la chef Carme Ruscalleda.

UN PLATO CON TOMATE COR DE BOU

Ingredientes:
● Tomate Cor de Bou
● Champiñones
● Albahaca

El tomate Cor de bou se caracteriza por su textura blanda y húmeda, por eso la sugerencia de la chef Ruscalleda es cortarlo en trozos grandes. Se puede combinar con lechuga, endivia o albahaca, como en este caso. El punto diferencial lo darán unos champiñones marinados con limón y una vinagre de manzana.

UN PLATO CON TOMATE MONTSERRAT

Ingredientes:
● Tomate Montserrat
● Calabacín
● Cebolla tierna
● Yogur

Al ser un tomate con poca carne, lo mejor es servirlo pelado y a cortes. De hecho, es precisamente su concavidad la que invita a rellenarlo. En este caso, la sugerencia es hacerlo con un picadillo de calabacín sin pelar y sin granas, y con cebolla tierna cortada a trozos muy pequeños. Todo ello, mezclado con una vinagreta clásica y con un poco de yogur cremoso. Ambas cosas combinan a la perfección con la acidez propia del producto.  

UN PLATO CON TOMATE PIMIENTO

Ingredientes:
● Tomate pimiento horneado
● Butifarra

Vuelve a ser una receta elaborada pero de las más originales. Hay que pelar el tomate, escaldarlo, abrirlo y meterlo al horno a desecar. Serán unas dos horas a 100 grados, con el toque justo de aceite, sal, pimienta y ninguna hierba. Al perder el 50% de su volumen tras pasar por el horno, pasarse con el aliño puede suponer multiplicar por dos el efecto de cada elemento. De hecho, una vez horneado y mezclado con un poco de butifarra, no hará falta ningún tipo de vinagreta. "Es un tomate muy gustoso", justifica Ruscalleda.