Selección gurmet

Nos vamos de compras con los heladeros de Paral·lelo

Matteo, Marco y Francesco son unos sibaritas que, para elaborar los mejores 'gelatos' de Barcelona, seleccionan con mucha finura cada una de sus materias primas. Estas son sus tiendas 'delicatessen' favoritas

¿Dónde compra Matteo Bertozzi, chef de My Fucking Restaurant y Assalto?

Las 5 tiendas gastronómicas favoritas de Carlota Claver

gelato paraelo

gelato paraelo / Paral-lelo

Laia Zieger

Laia Zieger

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Matteo, Marco y Francesco son tres amigos. A ellos debemos los mejores 'gelatos' artesanales de Barcelona. Hace ya ocho años abrieron la heladería Paral.lelo (Sèneca, 18, y Ausiàs Marc, 55), y desde entonces su éxito ha sido imparable. Tan solo hay que pasar delante de sus locales para que las interminables colas que se arman para comprobarlo. Las caras felices de los que les pegan los primeros lametazos o mordiscos, al gusto de cada uno, al salir, son un poema.

Los hemos ido a visitar para que nos cuenten algunos de sus secretos mejores guardados: dónde compran la materia prima de sus helados cremosos a rabiar, sean de recetas clásicas o gastronómicas. Si bien confiesan que dadas las cantidades de frutas y leche que necesitan para elaborar sus helados perfectos, encargan directamente a productores especializados en restauración, nos han soplado algún que otro 'hotspot' a tener muy en cuenta. Aquí va la lista más esperada:

Para quesos…

Can Luc (Berga, 6). Estamos especializados en hacer helados gastronómicos, y desde nuestros inicios hemos trabajado con esta quesería de Gràcia, que está muy cerca de nosotros. Nos gusta ser de barrio, hacer piña con el comercio local y tratar con buena gente como ellos. Trabajan con pequeños productores y tienen una selección de referencias espectaculares, nacionales e internacionales, y quesos más exclusivos. Te aconsejan super bien en cuanto a gustos, armonías…”.

Para el café…

“Es muy importante para nosotros. Vamos a la cafetería SlowMov (Neptú, 36), que pertenece a una pareja, Carmen y François, y se encuentra a dos calles de la nuestra. Trabajan café de especialidad. Nos dan un producto fresco, que tuestan en función del pedido que hacemos y siempre buscan los cafés que mejor maridan con los ingredientes que empleamos. Por ejemplo, ya saben de qué café proveernos para nuestro helado de café con leche. A lo largo del año van variando la procedencia de granos y apuestan por pequeños agricultores locales que nos da mucho juego. También vamos allí para tomarnos un café”.

Para repostería típica italiana…

“Para 'colomba' y 'panettones', pastelería italiana tradicional de fiestas puntuales, tratamos con la cafetería pastelería Düal Café (Comte Borrell, 65), que llevan las hermanas italianas, Chiara y Francesca Pavolucci. A lo largo del año empleamos en recetas especiales su 'nuvola', una variación del 'panettones' al natural. Son muy buenas personas, trabajan una buen masa madre y sus piezas son espectaculares”.

Para frutos secos…

“Confiamos en Les Garrigues (polígono industrial Pi Verd, Parc.1-2, Maials, Lleida), una empresa agroalimentaria especializada en el cultivo de pistacho -muy bueno-, y en el proceso, elaborado y envasado de frutos secos en general. Tienen avellanas, almendras y piñobes del país de grandísima calidad. Cuentan con tienda 'on line'”.

Para productos aromáticos…

“Nos quedamos en Gràcia, y acudimos al Herbolería Sol Nature (plaza de la Llibertat, 13). Tienen flores secas para infusiones, frutas confitadas, hierbas, especies y productos como la miel de proximidad, 'bio' y de muy buena calidad. Llevamos comprándoles estos productos toda la vida, como por ejemplo sus pétalos de rosa para hacer nuestro helado de Sant Jordi. De ellos también nos gustan muchos sus pasas y su miel de romero del Ebro”.

Para el chocolate…

“Otra pareja: Úrsula, que es de Perú, y Cristian, catalán; otro negocio de proximidad. Lot Roasters (Bailèn, 46) es una chocolatería de especialidad. Tienen orígenes de cacao muy interesantes, variedad y calidad, y él como chef trabaja muy bien la elaboración de chocolates a medida. Ahora, por ejemplo, tenemos de ellos un espectacular chocolate que lleva café tostado por ellos mismos. Lo usamos para un helado de stracciatella un poco diferente. Así vamos colaborando utilizando sus creaciones con diferentes sabores, notas. El local también es una pasada”.