Cata mayor

Receta fácil con pocos ingredientes

Cómo preparar una deliciosa crema de alcachofas

  • El frío aprieta y si eres de los que come platos de cuchara apúntate esta receta que no puede faltar en casa

Crema de alcachofas.

Crema de alcachofas. / ShutterStock

1
Se lee en minutos
D. S.

Ya se va notando el frío, y aunque este año se ha estrenado más tarde de lo habitual, lo cierto es que las temperaturas comienzan a bajar y el termómetro lo nota. Qué mejor manera de hacer frente a estas temperaturas que preparando algún plato calentito que nos ayuda a sobrellevar este tiempo. Un plato idóneo para ello es la crema de alcachofas, una receta fácil de hacer que con pocos ingredientes reúne todos los requisitos para ser un buen alimento.

Cuando llegamos a casa cansados del trabajo o de hacer cualquier otra actividad, muchas veces dudamos de qué hacer de comer o simplemente vagueamos más cuando pensamos en elaborar un plato que requiera más tiempo de dedicación.

Por ello, la crema de alcachofas es ideal para hacer cuando tengamos prisa o nos apetece comer un plato de cuchara. A continuación, te presentamos los ingredientes necesarios para la crema de alcachofas.

Noticias relacionadas

Ingredientes

  • 10 alcachofas

  • 3 dientes de ajo

  • 3 patatas

  • Sal

  • Perejil

  • Aceite de oliva virgen extra

  • 1 l de agua

Elaboración

  1. Ponemos a calentar agua en una cazuela y sazonamos con sal.

  2. Pelamos las patatas y las alcachofas retirándolas el corazón, los ponemos en agua con limón para que no se oxiden.

  3. Vamos agregando las patatas en la cazuela y las alcachofas y dejamos que cuezan durante 25 minutos.

  4. Pelamos los ajos, los laminamos y los doramos en una sartén con aceite para regar las alcachofas y las patatas con ese aceite que nos ha quedado con el ajo.

  5. Después pelamos las patatas, las cortamos en lonchas finas y las freímos en una sartén con aceite hasta que queden doradas.

  6. Lo mismo con las alcachofas: las pasamos por la sartén para que cojan color y sabor.

  7. Volvemos a la cazuela, ponemos agua (o caldo si preferimos) y añadimos las patatas y las alcachofas hasta que estén listas.

  8. Directamente en la cazuela trituramos hasta conseguir una crema suave y servimos con pan tostado o le echamos por encima unas semillas de calabaza si nos apetece.