Para comer como pipas

Recetas con sabor a verano: las alitas de pollo más sabrosas

Una rica marinada es el secreto de este plato, tan popular como delicioso

Recetas con sabor a verano: las alitas de pollo más sabrosas

Epi_rc_es

1
Se lee en minutos
Javier Sánchez

¿Muslo? ¿Pechuga? Con el pollo suele haber estos dos bandos irreconciliables, cada uno tirando para su lado. En lo que sí se suelen poner todos de acuerdo es en que las alitas de pollo resultan irresistibles. Es curioso que esta parte del ave no adquiriera todo el protagonismo hasta 1964 en la ciudad de Buffalo (Estados Unidos). Teresa Bellissimo, propietaria del Anchor Bar, tuvo que hacer frente a una horda de jóvenes hambrientos aprovechando lo que tenía más a mano. Una vez terminados los muslos y la pechuga hubo que recurrir a las alitas. Había nacido una estrella.

Una versión magnífica de esta receta es la que elabora el chef Javier Aparicio en la taberna Cachivache (Serrano, 221 y Monasterio de Samos, 1) en Madrid. Sus alitas de pollo "viajeras" son un pelotazo de sabor para el paladar y una tentación absoluta. Así podemos preparar nuestra propia versión en casa.

Ingredientes (para 4 personas)

Para la marinada:

  • 150 g de salsa de tomate

  • 40 g de sirope de arce

  • 25 ml de vinagre

  • 5 g de mezcla "5 especias chinas"

  • 35 ml de salsa de soja

  • 1 rama de romero

  • 1 rama de tomillo

  • 1 diente de ajo picado

  • 1,5 g de pimienta de Jamaica

  • 3 g de sal

Resto de ingredientes:

  • 1,5 kg de alitas de pollo

  • 1 cebolleta

  • Sésamo tostado

  • 1 lima

Elaboración

  • Triturar todos los ingredientes de la marinada en una batidora y mezclar bien. Embadurnar las alitas con la marinada. Repartir las alitas en dos bolsas al vacío.

  • Cocinar las bolsas al vacío en una olla con agua manteniendo una temperatura constante de 80 grados durante 70 minutos.

  • Precalentar el horno. Disponer las alitas junto con la marinada en una bandeja metálica y hornear a 250 grados hasta que estén doradas.

  • Servir las alitas con cebolleta finamente picada, sésamo tostado y una lima para aliñar al gusto.

Temas

Gastronomía