Platos saludables

Comida sana: 3 recetas con aguacate fáciles y deliciosas

  • Te proponemos algunos platos con este alimento rico en fibra y vitaminas

Comida sana: 3 recetas con aguacate fáciles y deliciosas
3
Se lee en minutos
R. C.

El aguacate es uno de esos alimentos generosos con los platos y que además tiene un sinfín de propiedades saludables. Desde las vitaminas K, C, B5, B6 y E, el potasio y el ácido fólico, perfectos para prevenir las infecciones y catarros, hasta el colesterol bueno, perfecto para el corazón. Además, aporta mucha fibra.

Además, son muchas las formas de realizar sabrosos platos con el aguacate. Aquí te proponemos algunas recetas fáciles para hacer en casa:

Ensalada de 'tartar' de aguacate y calabacín con langostinos

'Tartar' de aguacate con langostinos.

/ ShutterStock

Este plato es perfecto para la cena por sus cualidades saludables y pocas calorías. También para esos días calurosos que están a punto de llegar. Además, es muy fácil de elaborar.

Ingredientes

  • 1 pimiento rojo asado

  • 1 aguacate

  • 1 tomate mediano

  • 1/2 calabacín grande o 1 pequeño

  • 60 g (aproximadamente) de colas de langostinos cocidas y peladas

  • 1 limón

  • 2 cucharaditas de aceite de oliva virgen extra

  • Unas gotas de vinagre de manzana o arroz, tomillo, eneldo o perejil fresco

  • Pimienta negra y sal

Elaboración

  1. Asar los pimientos o, en su defecto, comprarlos ya envasados. Si queramos asarlos, solo hay que que lavarlos bien, envolverlos en papel de aluminio y hornearlos a 200 grados hasta que estén tiernos. Cuando se enfríen tan solo hay que quitar las pieles, las pepitas y trocearlos.

  2. Cocer los langostinos y después pelarlos.

  3. Cortar el aguacate en dados y mezclar con el zumo de limón.

  4. Cortar también el tomate y el calabacín en dados pequeños.

  5. Formar las ensaladas en copas o vasos de boca ancha, colocando una base de pimientos asados y alternando el resto de capas, terminando con el aguacate y coronando con los langostinos. Se pueden trocear también o presentar las colas enteras.

  6. Batir el resto del zumo de limón con el aceite de oliva, el vinagre, una pizca de sal y un golpe de pimienta, y aliñar ambas raciones.

  7. Añadir unas hojitas de tomillo o eneldo fresco, o cambiar por otra hierba aromática al gusto.


Pasta con pesto de aguacate

Pasta con pesto de aguacate. / Shutterstock

La pasta admite casi todos los ingredientes y el aguacate no podía ser menos. Aquí te proponemos una receta concreta, aunque se puede realizar con todo tipo de pastas.

Ingredientes

  • 250 g de pasta corta seca tipo serpentini

  • 1 aguacate maduro

  • 1 diente de ajo

  • Media cebolla morada

  • Cilantro fresco

  • 30 ml de aceite de oliva virgen extra

  • Sal y pimienta

Elaboración

Para el pesto

  1. Limpiar el cilantro.

  2. Cortar el aguacate, pelarlo y retirar el hueso.

  3. Picar la cebolla y pelar en diente de ajo.

  4. Colocar todo esto en la vaso de una licuadora o un procesador de alimentos. Añadir el aceite de oliva, sal y pimienta. Licuar hasta obtener una textura espesa.

Para la pasta

  1. Tras hervir la pasta solo con agua, escurrirla y en una olla, agregar el pesto previamente hecho y revolver bien.

  2. Dejar un par de minutos en la lumbre a fuego medio y servir.


Trufas de aguacate

Trufas de aguacate. / ShutterStock

Aunque suene raro, este es un postre súper rico y, además, vegano, que se hace en un periquete y con el que quitar esos antojos de dulce de una forma saludable.

Noticias relacionadas

Ingredientes

  • 1 aguacate maduro

  • 80 g de chocolate negro para postres

  • 10 g de mantequilla

  • Cacao en polvo

Elaboración

  1. Fundir el chocolate negro y la mantequilla en el microondas en tres series de un minuto.

  2. Abrir el aguacate y retirar el hueso. Con ayuda de una cuchara, extraer la pulpa y machacarla con un tenedor hasta obtener una crema.

  3. Verter el chocolate fundido sobre la pulpa de aguacate machacada y trabajar la mezcla hasta que sea homogénea. Obtendrás una masa con textura muy ligera imposible de manejar así que lo mejor es meter la masa en el congelador durante unos 45 minutos.

  4. Retirar la mezcla del congelador y formar las trufas haciendo bolas con cucharas o con las manos.

  5. Rebozarlas después con el cacao puro en polvo para obtener su aspecto habitual.

  6. Guardar las trufas en la nevera si no las vas a comer en el momento (aguantan un par de días en buen estado).