Consejos en la cocina

¿Dónde hay que guardar los huevos? ¿Dentro o fuera de la nevera?

  • ¿Sabías que hay diferencias entre una opción y otra? Te contamos cuáles son

¿Dónde hay que guardar los huevos? ¿Dentro o fuera de la nevera?
1
Se lee en minutos
Luis Alloza

Vas al supermercado y te encuentras que los huevos no están refrigerados, pero automáticamente llegas a casa y tienes por costumbre meterlos rápidamente en la nevera para su conservación. Quizá no tiene mucho sentido, pero es lo que has visto toda la vida en casa y has cogido esa costumbre. ¿Pero has llegado a pensar alguna vez si es lo correcto?

Lo más importante para los huevos es que no sufran cambios de temperatura muy grandes e incluso extremos. Por eso nos los encontramos en el supermercados fuera de los refrigerados, porque después en el trayecto hasta casa o mientras que se termina la compra se calentarían y, después, de nuevo pasarían a la nevera, por lo que la cadena de frío sería un desastre.

Jamás los laves

Por eso hay que guardarlos en un lugar fresco y seco y el frigorífico es el sitio más indicado. Y además, en verano las altas temperaturas les afecta también en gran medida, así que se puede hacer durante todo el año.

De todos modos, ante la duda es mejor que estén en la nevera porque la pequeña capa que protege al huevo en su interior, la cutícula, se puede romper por los cambios de temperatura. Y en la cáscara es donde están las bacterias y la temida salmonela.

Aun así ten en cuenta algo muy importante. Estén en la nevera o no, jamás los laves. Aunque la cáscara esté sucia, por dentro el huevo está perfecto y, si lo abres, al ser tan porosa, precisamente abrirás la puerta a las bacterias. Y lo segundo es que, una vez lo metas en la nevera, no hay que sacarlos de ahí.

Duran más dentro de la nevera

Y todavía quedan ventajas de dejar los huevos en la nevera. Una es que, como es lógico, durarán más que si se dejan fuera, como cualquier alimento, que para eso existe el frigorífico.

Noticias relacionadas

Y la otra, el frío hace que la clara quede más densa y la yema más concentrada, lo cual es bueno para las preparaciones.

En definitiva, que aunque los veas en el supermercado fuera de los refrigeradores y aunque se puedan mantener en casa fuera de la nevera, es mejor que estén dentro del electrodoméstico. De todos modos, la decisión final será tuya.