Repostería fácil

Cómo hacer unas tortitas caseras deliciosas sin huevo

  • Este plato es una gran opción tanto para desayunar como para merendar durante los días de frío

Las tortitas son un plato estrella de la sociedad estadounidense.

Las tortitas son un plato estrella de la sociedad estadounidense. / ShutterStock

2
Se lee en minutos
R. G.

El dulce es una de las debilidades de muchos paladares que disfrutan de todo tipo de pasteles, tartas o postres. En esta época fría del año, además, muchas personas aumentan el consumo de este tipo de alimentos: las pastelerías y las cafeterías se llenan de ciudadanos que combaten las bajas temperaturas con un café y un pastel o un buen chocolate con churros. Pero, también hay otras opciones idóneas en estas circunstancias.

Uno de esos platos estrella que enamora a millones de personas y que es muy típico en los desayunos de la sociedad estadounidense es el de tortitas. Pero, no solo es una buena opción para comer por las mañanas; por las tardes o, incluso, por las noches también entran muy bien. Además, se pueden acompañar con algunos ‘toppings’ que pueden ser tanto dulces como salados.

Noticias relacionadas

A pesar de que las tortitas caseras son más saludables, es importante recordar que no es recomendable hacer un consumo excesivo de este tipo de alimentos. Pero, un capricho de vez en cuando puede ser un magnífico placer no perjudicial para nuestro organismo.

Si sueñas con despertarte y tener un buen plato de tortitas con nata, chocolate o fruta a los pies de la cama para desayunar, a continuación, apuntamos una receta que te vendrá muy bien para cuando te pongas manos a la obra. Cabe destacar que no utilizaremos huevo para realizar estas tortitas caseras.

Ingredientes

  • 2 tazas de harina

  • 2 tazas de leche entera

  • 4 cucharadas de azúcar

  • 1 sobre de levadura

  • Sal

Las tortitas son un plato estrella de la sociedad estadounidense. /

Elaboración

  1. Tamizar la harina en un bol junto con la levadura y una pizca de sal y después añadir las cucharadas de azúcar y remover bien.

  2. En un bol diferente, echar las dos tazas de leche junto a los 60 gramos de mantequilla, que habrá que derretir previamente, y mezclar.

  3. Una vez la leche y la mantequilla están bien mezcladas, ir añadiendo la harina poco a poco y batirla con una varilla hasta lograr una mezcla muy suave y líquida. Con esto, la base estará preparada.

  4. Poner una sartén en el fuego con un poco de mantequilla y echar una ración de la masa hasta que se haga por la parte de abajo. Lo más recomendable es emplear un cazo para que todas salgan con la misma porción. Cuando coja consistencia, darle la vuelta para que se tueste por el otro lado. El color dorado indica que las tortitas están listas.

  5. Hacer las tortas una por una y decorarlas con nata, miel, sirope o chocolate fundido, en función de los gustos de los comensales. Para darle un toque más americano, también se pueden comer acompañadas de beicon.