World Cheese Awards

El mejor queso del mundo se hace en Jaén y cuesta 10,15 €

  • El queso de cabra Olavidia, de una ganadería jienense que solo cuenta con seis trabajadores, ya había sido considerado como el mejor de España

El sorprendente ingrediente secreto del mejor queso del mundo.

2
Se lee en minutos
Carlos Lamuño / Cata Mayor

Cuatro días para celebrar el mundo del queso, un sinfin de actividades y un solo ganador del premio al mejor queso del mundo en los World Cheese Awards. Los 250 jueces, muchos venidos de distintos puntos del globo, inauguraron este martes la fiesta quesera de Asturias en Trascorrales. Este miércoles, los ojos del mundo de la gastronomía miraban a Oviedo, donde se coronaba al mejor queso del mundo. En la pugna había 4.078 aspirantes y la competición, dicen los expertos, estaba “apretada”. Al final el queso ganador para el jurado compuesto por 240 personas, fue el Olavidia, de la marca "quesos y besos", una ganadería de Jaén que solo cuenta con seis trabajadores. Se trata de un queso de cabra. Ese mismo queso había sido considerado el mejor de España.

Elaborado con leche de cabra de raza malagueña, se trata da un queso que contiene una misteriosa línea negra, de menos de un milímetro, que cruza de lado a lado. Una "línea de ceniza" procedente de huesos de oliva de la provincia de Jaén que modifica ligeramente la textura. Ha madurado con mohos y carbón vegetal entre 15 y 20 días. La pieza, de unos 300 gramos, cuesta 10,15 euros.

Forma, olor, tacto, sabor, presentación, dificultad...

Una creación que ha seducido a los jueces repartidos en 85 mesas, que han evaluado los quesos atendiendo a baremos como la forma, el olor, el tacto, el sabor, la presentación o la dificultad de elaboración. 

Sus responsables son Silvia Peláez y Paco Romero, que estaban presentes este año por primera vez en un festival. "Llevamos cuatro años con la quesería y concursamos con dos quesos", relataban ya por la mañana. "Estamos muy sorprendidos porque somos una empresa pequeña", relataba el matrimonio.

Noticias relacionadas

Oviedo celebra desde este martes su esperado mundial de quesos, pero el público solo podrá acceder al recinto a partir de mañana. En el Calatrava, este martes, ya estaban dispuestas las mesas en las que se expondrán los miles de quesos que compiten. Oviedo ya hierve de actividad, pero esta irá a más. La organización ofrece cifras que pueden ir en aumento. Este martes, Oskia Yaben, una de las organizadoras del International Cheese Festival, reiteró la cifra de 15.000 asistentes.

Las entradas están agotadas para el sábado, pero quedan algunas disponibles para mañana y el viernes. Estas se deben retirar preferentemente a través de la web oficial del festival, pero también se podrán comprar a la entrada del propio Palacio de Congresos, aunque la organización adelanta que no es lo más recomendable porque “van a volar”.