Protocolo fácil

Cómo conseguir que las personas ciegas disfruten en la mesa

Una técnica de rehabilitación de la ONCE enseña cómo servirse un vaso a la chef Ada Parellada durante una demostración para enseñar a atender a personas ciegas que se ha hecho en el restaurante Semproniana.

Una técnica de rehabilitación de la ONCE enseña cómo servirse un vaso a la chef Ada Parellada durante una demostración para enseñar a atender a personas ciegas que se ha hecho en el restaurante Semproniana. / Laura Guerrero

  • La ONCE enseña pautas sencillas para atender correctamente a personas con discapacidad visual grave

3
Se lee en minutos
Ferran Imedio
Ferran Imedio

Periodista

ver +

La sociedad suele vivir de espaldas a la gente con discapacidad, que tienen que batallar a diario con circunstancias que para los demás se resuelven de manera fácil y rápida. Y a menudo, con pequeños gestos o simples adaptaciones, sus problemas serían menores. El caso de las personas ciegas o con graves deficiencias visuales y los restaurantes es un buen ejemplo de ello. ¿Cómo hay que tratarlos, cómo hay que atenderlos, para que disfruten de un ágape como los demás? ¿Y qué trucos tienen para poder comer y beber con cierta normalidad?

La Fundación ONCE hizo una demostración en el restaurante Semproniana que fue de lo más ilustrativa. Allí, la técnica de rehabilitación de la ONCE Pilar Laucirica explicó, con ejemplos, 'in situ', cómo hacerlo bien desde el mismo momento en que entran en el restaurante. Lo primero es ofrecerle el brazo, que cogerán con la mano en forma de pinza a la altura del codo, y ponerse a caminar delante de ellos. De esta manera, sabrán si suben o bajan escalones, o si se estrecha el paso en algún momento del recorrido, ya que el brazo está pegado al cuerpo.

Una técnica de rehabilitación de la ONCE conduce a la mesa a la chef Ada Parellada durante una demostración para enseñar a atender a personas ciegas que se ha hecho en el restaurante Semproniana.

/ Laura Guerrero

A la hora de ayudarles a acomodarse en la mesa, hay que cogerles una mano y ponerla en el respaldo de la silla y la otra en la mesa. De esta manera, se situarán perfectamente para sentarse de la mejor manera. Las jarras y botellas se pondrán en el centro de la mesa para que ellos mismos puedan cogerlas. Su truco es arrastrar con delicadeza el dorso de la mano hasta dar con ellas y poner un dedo dentro del vaso para saber que lo han llenado lo suficiente. Ellos mismos también se pasan jarras, botellas, bandejas de pan y otros accesorios por fuera de la mesa para no correr el riesgo de tirar copas y vasos.

Si en el plato hay varias cosas, el personal de sala debe cantar lo que hay indicando su ubicación como si fueran las agujas del reloj. Por ejemplo: a las 12 hay un taco de atún, a las seis, un blinis de salmón y a las nueve, un montadito de jamón. Siempre hay que dar referencias y usar el sentido común. Si el plato quema, por ejemplo, hay que avisar.

Pequeños trozos de pan

No está de más colocar una bandeja con pequeños trozos de pan, ya que les servirá para ayudarse a poner la comida en el tenedor y aguantarla en su recorrido hasta la boca. Son trucos que tienen para comer mejor; hay otros como palpar con el tenedor la comida del plato para saber cuánta les queda o qué textura tiene, o rascar con el filo del cuchillo con el tenedor para saber dónde está la parte con sierra. Y siempre hay que estar atentos a ellos y no al revés, porque si necesitan algo tienen que dejar el brazo en alto hasta que alguien les atienda.

La Fundación ONCE se ha propuesto ayudar a los restauradores en este ámbito. Más allá de dedicar el cupón del jueves 17 de junio al sector de la hostelería (5,5 millones de unidades con el lema 'Sigamos disfrutando juntos' y una ilustración de un camarero sirviendo a dos clientes en una terraza), va a publicar unos trípticos a modo de guía en los que recomendará a los profesionales cómo atender a las personas ciegas.

Noticias relacionadas

Newsletter Cata Mayor

Pau Arenós te cuenta cada semana los secretos mejor guardados para disfrutar del buen comer dentro y fuera de casa.

Suscríbete

De todos modos, esa información ya está disponible en su web y han establecido protocolos de formación con escuelas de hostelería para que los alumnos que acaben sus estudios tengan nociones al respecto. Y si hay algún restaurador que quiera dar un paso más allá para alcanzar la excelencia en este sentido, la entidad puede impartir cursos a los profesionales y puede crear cartas en braille y asesorar para hacer cartas con audio a través de códigos QR.