Gran final

'Masterchef Celebrity 5': ganó el microondas y su gran eficacia

  • La actriz y empresaria Raquel Meroño es la ganadora inesperada: ha sido el triunfo de la discreción en la temporada de las extravagancias
Raquel Meroño, al saber que era la ganadora de ’Masterchef Celebrity 5’.

Raquel Meroño, al saber que era la ganadora de ’Masterchef Celebrity 5’. / TVE

Se lee en minutos

Ha terminado 'Masterchef Celebrity 5' con una ganadora inesperada: la actriz y empresaria Raquel Meroño, autonombrada Mamá Microondas. Ha sido el triunfo de la discreción en una temporada en la que el plató se ha transformado en pasarela de extravagancias. Venció el microondas y su gran eficacia frente a las aparatosas presencias.

Tenía esperanzas en Josie, el hombre-que-no-paraba-de-hablar y que, de repente, calló, se concentró y enseñó el perfil de diseñador eficaz. Los gritos y las máximas son los adornos con los que se muestra, otra parte del vestuario hiperbólico.

Faisán a la Santa Alianza

Si Josie fuera un plato sería un faisán a la Santa Alianza, un ave rellena con becada y trufa, combinación que apenas existe, fechada en 1815. A Raquel Meroño la representa un 'nigiri': cualquiera cree que puede prepararlo, pero solo unas manos firmes y delicadas son capaces de resolver el difícil equilibrio en sabor y liviandad. A Flo lo veo más como filete Wellington.

Josie ha entendido los riesgos de salir en la tele y ha elegido el exceso, como La Terremoto de Alcorcón, que de madrugada exhibió una sobrasada a modo de bolso. Ya tarda Vuitton en diseñar un bolso naranja y con la forma de una sobrasada de dos kilos.

Flo: un erizo en la cara

La Terre y Josie han modulado los personajes sin perder el control, a diferencia de Ainhoa Arteta y Celia Villalobos, que no han comprendido que ir a televisión y exponerse durante tanto tiempo aplasta como una laminadora. Flo, a mi entender, también se ha equivocado: el personaje de Flosie era más incómodo y desacertado que un erizo en la cara.

Los astutos entienden este tipo de espacios como un gran anuncio y lo aprovechan para engrasar carreras y negocios. Los inocentes, y con estrategia deficiente, acaban carbonizados como el pan que ha estado demasiado tiempo en la tostadora.

Botín y Revilla

Te puede interesar

La final de 'Masterchef Celebrity 5' sentó a la mesa al presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, que se refirió con populismo, fantasmería e inexactitud al ratio de estrellas Michelin en su territorio, y a Ana Patricia Botín, que se levantó a mitad de la comida y le dijo a Samantha Vallejo-Nájera que se iba, que tenía prisa.

Como pasa en la vida. Como pasa en la vida cuando no hay cámaras.