victoria dulce

La pastelería Xocosave hace el mejor 'panettone' artesano de España

El establecimiento de Riudoms (Tarragona), de Adam Sáez, se lleva un premio de 1.000 € tras superar en una reñida votación a una cuarentena de rivales

El ’panettone’ de Xocosave ha sido considerado el mejor de España del 2020.

El ’panettone’ de Xocosave ha sido considerado el mejor de España del 2020.

1
Se lee en minutos
Cata Mayor

La pastelería Xocosave, que organiza la Escola de Pastisseria del Gremi de Barcelona. Se ha proclamado vencedor tras una reñida votación que, en una primera vuelta, ha acabado en empate. La reevaluación del jurado le ha dado la victoria final con 127 puntos.

Han competido por el galardón una cuarentena de pastelerías y panaderías de todo el país que se han inscrito en el concurso y que ho mismo y entregado sus 'panettones' para que fueran valorados. Las condiciones para participar era que fueran 'panettones' clásicos de frutas (limón o cedro, naranja y pasas), de elaboración propia, con corona de glaseado de azúcar, de entre 1.050 y 1.150 gramos, artesanos, y elaborados solo con harina, mantequilla, yemas, frutas y levadura madre.

1.000 € de premio

El jurado, integrado por reconocidos profesionales de la pastelería como el presidente del Gremi de Pastisseria de Barcelona, Elies Miró, el director de la revista 'Dulcypas', Alberto Ruiz, y el experto en pan y masas Ibán Yarza, ha degustado y valorado los 'panettones' candidatos valorando el sabor, el olor, la apariencia y forma, el horneado y aspecto del glaseado, la estructura de la miga y el desglose de la fruta.

Noticias relacionadas

Xocosave, en la calle Major, 33 de Riudoms, se lleva como premio el nada desdeñable premio de 1.000 €, el galardón al establecimiento con el Mejor Panettone Artesano del Estado 2020. Los establecimientos premiados hasta ahora han sido: Cloudstreet Bakery (2019), Ochiai (2018), Oriol Balaguer (2017) y Dulce Par Yann Duytsche (2016).

El boom del 'panettone'

Este dulce de origen milanés ha vivido un 'boom' en los últimos años. Según las cifras que maneja el Gremi de Pastisseria de Barcelona, el consumo de este postre en España se ha multiplicado por 10 desde el 2015.