01 dic 2020

Ir a contenido

GASTRONOMÍA

La Costa Daurada, tradición culinaria que alimenta los sentidos

El arte en platos que ofrecen al viajero el sabor del mar y los aromas de la tierra

Pilar Enériz

La cocina tradicional aprovecha todos los recursos del mar y la tierra 

La cocina tradicional aprovecha todos los recursos del mar y la tierra  / Joan Capdevila

La gastronomía de la Costa Daurada es una de las más ricas y creativas del momento. Tiene una larga tradición al combinar los productos del mar con los de la huerta de sus zonas de interior. Dos son los productos clave capaces de inspirar todos los sabores: arroz y marisco. A ellos se suma la calidad de sus vinos que, paso a paso, han llegado a conseguir seis denominaciones de origen.

La tradición y cocina creativa y de autor forman parte de la extensa oferta de restauración de calidad. El destino cuenta con tres establecimientos con estrella Michelin, dos en Cambrils y uno en Salou. Destacar también establecimientos, productores y profesionales que sirven en la mesa la identidad gastronómica del territorio, con productos de km 0 y una cocina que conecta con la tradición y la autenticidad. Colectivos de restauradores como Km 0. Slow Food y Terra i Taula son algunos de ellos.

Posición privilegiada en el mundo de la gastronomía

La cocina marinera de pescado fresco se sirve con recetas ancestrales pero reinventadas con toda la originalidad de los jóvenes cocineros y regadas con vinos blancos, tintos y rosados de las denominaciones de origen Montsant, Tarragona, Conca de Barberà, Penedès y la DOC Priorat capaces de llevar al paladar todos los matices de un paisaje que ha hecho de la cultura vitivinícola una manera de ser.

El viajero descubrirá en este territorio placeres gastronómicos como el xató, sabores únicos como el de la calçotada, el vermut de Reus o el aceite de DOP Siurana. Son experiencias recomendadas para todos aquellos que deseen vivir una experiencia gastronómica de primer nivel.