AGITAR ANTES DE BEBER

7 elementos imprescindibles para hacer un buen cóctel en casa

Javier de las Muelas da las claves para disfrutar de un buen cóctel casero y la receta de un Manhattan. / ELISENDA PONS

Se lee en minutos

La magia de un buen cóctel es cosa de templos como Dry Martini. Pero con cariño y las herramientas adecuadas es posible acercarse a ese nivel. Javier de las Muelas, que acaba de publicar 'Cocktails & Food' (Planeta Gastro), donde marida 50 creaciones con otras tantas recetas de chefs amigos, nos da las claves (¡y una receta!) para "oficiar", como a él le gusta decir, en nuestro hogar.

Todos ellos son fáciles de encontrar en el mercado: grandes almacenes, hipermercados, tiendas especializadas o de utensilios de cocina...


LA COCTELERA

"Puede ser de tres cuerpos o de dos, conocida como Boston (con una parte de cristal y otra metálica). La coctelera sirve para batir y mezclar muy bien los ingredientes, sobre todo si son densos. Pienso en un pisco sour, que lleva claras de huevo, y en licores muy azucarados. Si el líquido de la coctelera no tiene mucha densidad, se agua al batirlo. 

¿Cómo se mueve la coctelera? De arriba a abajo y de delante a atrás. Para practicar, mírate en un espejo y ensaya la mejor de tus sonrisas mientras escuchas la música alegre y con ritmo que sale de tu corazón. Así serás un gran 'bartender'".


EL VASO MEZCLADOR

"Tiene forma un poco cónica y acaba en pico para verter bien el cóctel en la copa. En el vaso mezclador remueves los ingredientes. Debes hacerlo con dulzura y suavidad, como si prepararas un batido de cacao con leche para tus hijos. Si usas una coctelera Boston, la parte de cristal puede hacer las veces de vaso mezclador. 

Igual que ocurre con la coctelera, el vaso mezclador tiene capacidad para hacer unos tres cócteles de una sola vez. Importante: no es recomendable hacer más de tres a la vez porque apenas hay espacio para batir bien y el hielo aguaría demasiado la mezcla".


LA CUCHARILLA DE BAR

"Se denomina así, pero yo la llamo 'cuello largo'. Remover el cóctel en el vaso mezclador con otro utensilio al 'oficiar' a lo mejor te funciona, pero rompes la magia de la liturgia".


EL MEDIDOR

"También llamado 'jigger', mide por centilitros. He diseñado uno grande porque es más polivalente a la hora de preparar cócteles para más personas, cosa que recomiendo si vas a hacerlo en casa cuando vienen tus amigos. Lo tengo a la venta por internet pero también se encuentra en tiendas especializadas. Sea cual sea el medidor, suele tener forma de dos conos opuestos y unidos entre sí por el vértice; un lado sirve para las medidas más cortas y otro, para las más largas". 


EL COLADOR

"Yo le llamo 'gusanillo' por la forma de espiral que tiene el muelle que lo rodea y que sirve para que encaje bien en el vaso mezclador sin romper el cristal. Con él se evita que el hielo caiga en la copa al servir el cóctel".


EL HIELO

"Es fundamental que sea de calidad, compacto, cristalino, traslúcido. Como un diamante. Por eso recomiendo el que venden en bolsas en gasolineras y supermercados, que usan aguas tratadas o de manantial. Si utilizas el de tu congelador corres el riesgo de que haya adquirido el aroma del pescado con el que comparte espacio. Y por supuesto, jamás uses cubitos con agua del grifo congelada porque el cloro distorsiona los sabores".


LA COPA

"La cristalería es muy importante. La copa debe tener un cristal fino y de calidad porque el sabor cambia, aunque parezca mentira. Es unos de los secretos junto con el hielo para hacer un buen cóctel".


LA RECETA DEL MANHATTAN

Ingredientes

- Tres quintas partes de whisky canadiense Crown Royal (si no lo tienes a mano, puede ser un bourbon)

- Dos quintas partes de Martini Rosso 

- 'Bitter' de angostura para darle un punto amargo

- Dos gotas aromatizantes de jengibre Droplets

- Hielo

- Guinda roja

Elaboración

- Llenamos el vaso mezclador con hielo y lo removemos con la cucharilla para que enfríe el recipiente. Quitamos el agua con la ayuda del colador.

- Añadir primero el whisky y, a continuación, el Martini Rosso con la ayuda de los medidores.

- Dar un golpe de angostura.

- Añadir un par de gotitas de Droplets.

- Remover todos los ingredientes durante unos 15 segundos para que se integren los sabores y el hielo enfríe y aporte la dosis justa de agua para rebajar el grado alcohólico de la mezcla. 

Te puede interesar

- Servir en la clásica copa cóctel Martini.

- Añadir la guinda roja.