• Lunes 25 enero 2021, 21:11 h

elPeriódico.com

Regístrate | Iniciar sesión

RIPOLLÈS

Talas indiscriminadas para la biomasa

Lunes, 10 de agosto del 2015 M. Amalia Valls (Barcelona)

En Llanars/Vilallonga de Ter, en el valle pirenaico de Camprodon, han talado de forma total un bosque de grandes proporciones en aras de conseguir materia para la biomasa y añadir tierra de pasto para el ganado. Es difícil entender que se necesiten pastos, cuando de año en año se percibe claramente en la zona que grandes espacios de prados y antiguos campos de labranza van siendo absorbidos por las retamas, helechos y demás sotobosque por la falta de ganado, que va disminuyendo año tras año y ya no pasta en ellos. La tala de árboles para la biomasa se nos presentó como una oportunidad para hacer talas selectivas y sanear los bosques, a veces demasiado espesos. Pero el bosque al que hago mención tenía una masa arbórea joven, con distancia entre árboles y un sotobosque limpio, ya que servía de pasto habitualmente. Los árboles protegían la hierba, reteniendo la humedad, y le proporcionaban sombra. Cuando veo que en aras de la biomasa se talan árboles de gran tamaño de los caminos y zonas enteras de los bosques, pienso que se persigue una facilidad en la obtención de la madera que prima sobre los intereses de la naturaleza, ante la indiferencia de quien debería velar para que esto no ocurriera. 



Si quiere debatir sobre este tema, escríbanos aquí

EL PERIÓDICO publica opiniones, réplicas y sugerencias de interés general, respetuosas hacia las personas e instituciones. Las cartas enviadas podrán ser extractadas. Aun así, resulta imposible publicarlas todas. Para publicarlas, EL PERIÓDICO se reserva la posibilidad de pedir datos adicionales como DNI, domicilio y teléfono con el fin de contrastar su contenido y la identidad del autor. No se mantendrá correspondencia por correo electrónico ni se atenderán visitas o llamadas telefónicas sobre cartas o comentarios no publicados en cualquiera de los soportes de EL PERIÓDICO.
QUEJAS: Los lectores pueden expresar sus quejas al diario o bien al Consell de la Informació de Catalunya (CIC). Al CIC solo cuando consideren que se han vulnerado los principios recogidos en el Código Deontológico, por el tratamiento que dan los medios informativos sobre los diferentes temas. Pueden dirigirse al Consell de la Informació de Catalunya llamando al 93 317 19 20.