• Lunes 23 septiembre 2019, 11:53 h

elPeriódico.com

Regístrate | Iniciar sesión

LENGUA

El catalán está en desventaja y sin prestigio

Viernes, 10 de julio del 2015 J. Ramon Gregori (Terrassa)

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, habló en catalán en un acto en el distrito de Sant Martí ante 300 vecinos hasta que recibió una nota que supuestamente pedía que lo hiciera en castellano. El caso es habitual y exige hacer una reflexión sobre este hecho aparentemente sin importancia pero que refleja la situación sociolingüística del catalán. A menudo cambiamos del catalán al castellano porque "no es de buena educación". Es una frase que hemos interiorizado,  no sea que nos tachen de separatistas. Esta es la proclama que todos los dirigentes tienen en su subconsciente. Cuando van a alguna zona de habla no catalana, deben demostrar su 'modernidad' y cambiar al castellano, con una disculpa, no sea que reciban un mensaje fulminante desde Madrid porque  el uso de la lengua del país resta votos cada segundo que se usa. Está  comprobado que no se puede vivir en Catalunya en catalán, ni en otros territorios donde esta es la lengua propia. ¿Por qué tenemos que cambiar nosotros y no ellos, que no tienen voluntad por aprender el idioma del país? También podemos observar el retroceso del uso de la lengua catalana en la enseñanza: gran parte del profesorado utiliza el castellano en sus clases, pero nunca ha habido quejas por ello. Todo esto demuestra la convivencia de las dos lenguas sin conflicto, pero siempre queda en desventaja el catalán. Este se ha convertido en la enseñanza en una lengua aburrida que se asocia con pruebas, controles... No es una lengua de juegos en las redes sociales, que es lo que le daría prestigio entre la juventud.  



Si quiere debatir sobre este tema, escríbanos aquí

EL PERIÓDICO publica opiniones, réplicas y sugerencias de interés general, respetuosas hacia las personas e instituciones. Las cartas enviadas podrán ser extractadas. Aun así, resulta imposible publicarlas todas. Para publicarlas, EL PERIÓDICO se reserva la posibilidad de pedir datos adicionales como DNI, domicilio y teléfono con el fin de contrastar su contenido y la identidad del autor. No se mantendrá correspondencia por correo electrónico ni se atenderán visitas o llamadas telefónicas sobre cartas o comentarios no publicados en cualquiera de los soportes de EL PERIÓDICO.
QUEJAS: Los lectores pueden expresar sus quejas al diario o bien al Consell de la Informació de Catalunya (CIC). Al CIC solo cuando consideren que se han vulnerado los principios recogidos en el Código Deontológico, por el tratamiento que dan los medios informativos sobre los diferentes temas. Pueden dirigirse al Consell de la Informació de Catalunya llamando al 93 317 19 20.