• Lunes 10 agosto 2020, 11:11 h

elPeriódico.com

Regístrate | Iniciar sesión

ANIMALES

Barcelona, ciudad amiga de los animales, pero no de los perros del Centre d'Acollida d'Animals de Companyia (CAAC)

Lunes, 5 de enero del 2015 Luis Gutiérrez (Barcelona)

Tras ocho años haciendo voluntariado en medio mundo, en junio volví a mi ciudad, Barcelona, y decidí ser voluntario del Centre d'Acollida d'Animals de Companyia (CAAC), lo que antes era la perrera municipal. Han sido seis meses de voluntario, todas las tardes de lunes a viernes. Las instalaciones están diseñadas para que los perros permanezcan allí unos días (antes, pasados esos días eran sacrificados). En estos momentos hay cerca de 200 perros. A la mayoría de las jaulas apenas les llega la luz, con lo que están en penumbra o casi a oscuras las 24 horas del día, y muchas quedan expuestas a la lluvia. Este equipamiento del Ayuntamiento de Barcelona tiene como función acoger a los perros abandonados hasta que sean adoptados. Les proporciona el sustento y una supuesta atención sanitaria, pero no los saca de las jaulas. Si no los paseamos los voluntarios, los perros no salen nunca, y su nivel de estrés y desesperación es inhumano. Muchos tienen diarrea severa. Las jaulas están llenas de heces, orina y moscas. También he visto charcos de sangre. No se limpian en días. El CAAC dice que hay más de 200 voluntarios que sacan a los perros a pasear, pero en estos seis meses no han subido regularmente más de 20. El paseo dura 20 minutos. El resto del día y de la noche están casi a oscuras en una jaula minúscula y sucia. La situación es simplemente trágica. Los perros sufren de una ansiedad espantosa. Lloran, saltan y chocan contra las jaulas. No entiendo que esto pueda suceder en una ciudad como Barcelona.



Si quiere debatir sobre este tema, escríbanos aquí

EL PERIÓDICO publica opiniones, réplicas y sugerencias de interés general, respetuosas hacia las personas e instituciones. Las cartas enviadas podrán ser extractadas. Aun así, resulta imposible publicarlas todas. Para publicarlas, EL PERIÓDICO se reserva la posibilidad de pedir datos adicionales como DNI, domicilio y teléfono con el fin de contrastar su contenido y la identidad del autor. No se mantendrá correspondencia por correo electrónico ni se atenderán visitas o llamadas telefónicas sobre cartas o comentarios no publicados en cualquiera de los soportes de EL PERIÓDICO.
QUEJAS: Los lectores pueden expresar sus quejas al diario o bien al Consell de la Informació de Catalunya (CIC). Al CIC solo cuando consideren que se han vulnerado los principios recogidos en el Código Deontológico, por el tratamiento que dan los medios informativos sobre los diferentes temas. Pueden dirigirse al Consell de la Informació de Catalunya llamando al 93 317 19 20.