Análisis: Estos son los peligros de la nueva variante, que los científicos temen que sea «la peor de todas»

Análisis: Estos son los peligros de la nueva variante, que los científicos temen que sea «la peor de todas»
5
Se lee en minutos

Mientras seguimos sin tomarnos lo suficientemente en serio a un enemigo tan formidable, el SARS-CoV-2 acaba de dar un paso de gigante para poner a la humanidad contra las cuerdas con la aparición de una nueva variante bautizada como B.1.1.529, y que acaba de ser identificada en Botswana y Sudáfrica.

La OMS ha convocado una reunión urgente para tratar el problema.

Lo mismo han hecho diversas organizaciones sanitarias y científicas de distintos países.

Te puede interesar: Una nueva variante aparecida en Sudáfrica pone en alerta a los científicos del mundo

Ninguna variante ha tenido tantas mutaciones

En sus primeras manifestaciones públicas algunos expertos se muestran extremadamente preocupados ante esta nueva variante.

• Por ejemplo, el Dr. Tom Peackock, virólogo del Imperial Department of Infectious Disease, ha calificado a esta nueva variante como «horrenda», asegurando que «será peor que cualquier otra», debido a la elevada posibilidad de que escape a las actuales vacunas así como a los anticuerpos ya generados por quienes ya pasaron la enfermedad.

• El eminente virólogo R. K. Gupta ha dicho que esta variante «es extremadamente preocupante, y no había dicho esto desde la variante Delta».

• La doctora Maria Van Kerkhove, responsable del programa de Emergencias Sanitarias de la OMS cree que esta nueva variante pude tener un enorme impacto en cómo se comporta el virus.

La razón es que la nueva variante acumula nada menos que 32 nuevas mutaciones que afectan en gran medida a la proteína de la espícula, la célebre proteína S, una diana clave en la inmunidad que producen las actuales vacunas.

Aún es pronto para saber qué efecto tendrán estas nuevas mutaciones. Pero todo apunta a que algunas de ellas pueden resultar extremadamente peligrosas.

Por ejemplo, dos de estas nuevas mutaciones afectan al sitio de corte de la furina.

Para que nos hagamos una idea de la importancia de esta cuestión, intentaremos explicarlo:

El SARS-CoV-2 necesita el punto de corte de la furina para poder entrar de manera eficiente en las células pulmonares humanas. No es el único. Otros virus letales para los seres humanos como el virus del Ébola o el virus del SIDA también utilizan la furina como vía de entrada a las células humanas.

Pero ahora corremos el riesgo de que se complique. Porque las nuevas mutaciones en el punto de corte de la furina podría permitir al coronavirus infectar a otros tipos celulares (por ejemplo células del epitelio digestivo, células renales, etc.) y generar nuevos problemas de salud.

Te puede interesar: Cuidado: hay más peligros que las mutaciones para que el coronavirus nos devuelva a la primera ola

Los pocos datos de los que se dispone resultan muy inquietantes.

Según el Dr. Tulio de Oliveira, director del Centro de Respuesta Epidemiológica de Suráfrica, hasta el 90% de los nuevos casos detectados en el área de Johannesburgo podrían ser debidos a esta nueva variante.

El Dr. Oliveira piensa que la variante B.1.1.529 tiene un alto grado de transmisión, siendo mucho más infectiva que las anteriores variantes.

Es una mala noticia. Pero es esperable.

La genética de poblaciones nos enseña que cualquier nueva variante que se afiance en la población tiene que ser más infecciosa que las anteriores.

Pero el mayor problema está en que cualquier nueva variante puede escapar en cierto grado de las vacunas y anular en mayor o menor medida nuestra principal estrategia por el control de la pandemia.

Te puede interesar: SARS-CoV-2: Los peligros de un enemigo formidable cuya extinción ¿ya es imposible?

¿En que medida la variante B.1.1.529 puede escapar de las actuales vacunas?

Aún es pronto para saberlo.

En general la ocurrencia de una o de unas pocas mutaciones de manera aislada suelen tener poco efecto sobre la eficacia de las vacunas.

Pero cuando se acumulan muchas mutaciones, la probabilidad de escapar en mayor medida de la vacuna aumenta considerablemente.

La clave está en el efecto conjunto de estas nuevas mutaciones.

Hasta ahora se han detectado 22 casos de infectados por esta nueva variante, y los médicos sudafricanos que los han estudiado creen que las actuales vacunas se muestran significativamente menos eficaces a la hora de protegernos frente a ella.

También sospechan que la variante B.1.1.529 podría escapar a la protección inmunológica que tienen quienes ya pasaron la Covid-19.

Temen que esta variante afecte mayoritariamente a los jóvenes

Una de las características inusuales de la nueva variante es que parece afectar mayoritariamente a jóvenes.

Hasta ahora habíamos asociado la Covid-19 a un grave riesgo para los ancianos, pero la variante B.1.1.529 podría cambiar las cosas radicalmente.

Todo ello hace que la nueva variante tenga el potencial de propagarse muy rápido.

Por eso, en un intento de frenar su propagación, el Reino Unido suspendió todos los vuelos desde Sudáfrica, Namibia, Lesotho, Suazilandia, Zimbabwe y Botswana desde las 11.00 (hora española de hoy viernes). Y ya lo han hecho también Francia, Italia… POero las noticias que escuchamos por la radio aseguran que ya ha llegado a Europa y ya hay una joven no vacunada contagiada en Bélgica.

Según informó Sajid Javid, Secretario de Estado de Salud, el Reino Unido le pedirá a cualquier persona que llegue de estos 6 países sudafricanos que se ponga en cuarentena a partir de las 4 h de este domingo, teniendo que realizar dos pruebas de PCR al segundo y al octavo día de su confinamiento.

Demasiado poco y demasiado tarde.

Mientras la mayoría de los países no han tomado medidas, la nueva variante ya ha traspasado la frontera entre continentes, al ser identificada también en un viajero de Hong Kong y en Europa..

En este sentido todas las nuevas variantes altamente infectivas del SARS-CoV-2 consiguieron expandirse por el mundo.

Si hacemos lo mismo que hemos hecho hasta ahora, esta variante, más infecciosa que las otras, también lo conseguirá.

Con Europa en cifras de contagio crecientes, desafortunadamente es muy probable que pronto veamos una nueva ola de pacientes abarrotando una vez más los hospitales.

Seremos afortunados si no asistimos a un nuevo colapso hospitalario con los médicos decidiendo a quienes dar una oportunidad de vivir.

Según las cifras oficiales el coronavirus ya ha matado a más de 5 millones de personas en todo el mundo. Pero la OMS estima que el exceso real de mortalidad debido a la Covid-19 alcanza los 8 millones.

Ahora nos enfrentamos a nueva variante como resultado de no darle al SARS-CoV-2 la importancia debida.

Con independencia de lo que digan nuestras autoridades, aunque estemos vacunados hay que llevar la mascarilla y mantener la distancia social, ya que la nueva variante probablemente tenga un alto nivel de escape de las vacunas.

Noticias relacionadas

Sin duda el que la nueva cepa tenga tantas mutaciones es la peor de las noticias. Ahora resulta imprescindible investigar la causa que permitió a la variante B.1.1.529 acumular tantas mutaciones. Y en poco tiempo sabremos por qué.

Pero si se demostrase que el SARS-CoV-2 recombinó con algún otro coronavirus, más nos vale prepararnos.